julio 17, 2019

La verdad es bien dura está situación…casi siempre la rutina nos consume y destruye. Dios nos pone a prueba. Mi reflexión es que busquen ayuda, a veces puede venir de donde una no se imagina. La desesperación lo consume a uno. A nosotros nos ayudó un neopata.

Solicita información sin compromiso:

Volver arribaarrow_drop_up