junio 9, 2022

Adenomiosis y su relación con la fertilidad

adenomiosis y la fertilidad

Por el Comité editorial de Panamá

Hablar de adenomiosis y la fertilidad se hace esencial cuando se está en la búsqueda de un embarazo, ya que dicha enfermedad obstaculiza la implantación del embrión de manera recurrente.

La adenomiosis es una patología producida cuando existe presencia de tejido en el endometrio, que es la capa interna del útero, en la capa muscular del miometrio. El tejido desplazado se engrosa, se degrada y sangra de la misma manera que la menstruación.

En IVI Panamá queremos orientarte y darte información oportuna sobre este importante tema. A continuación te contamos a detalle todo lo que se necesita saber al respecto.

Se cree que la adenomiosis se produce por un traumatismo que favorece la invaginación o como consecuencia de la metaplasia de células (cambio en la forma de las células),  durante el desarrollo embrionario. Suele ser desfavorable a la hora de planear un embarazo por diversas razones:

–       Trastornos de la peristalsis tubárica y de la contractilidad miometrial.

–       Alteración anatómica de la cavidad uterina.

–       Alteración de la recepción endometrial, pues genera resistencia a la progesterona.

Los estudios confirman que esta enfermedad causa dificultades durante el periodo de embarazo pudiendo ocasionar abortos de repetición o embarazos ectópicos. Y, aunque no guarda relación directa sobre la fertilidad, sí altera el traslado de los espermatozoides en su camino a fecundar el óvulo dificultando la implantación del embrión y de esta manera la concepción de manera natural.

Tipos de adenomiosis

Se puede clasificar en dos tipos de acuerdo a su extensión y localización:

  1. Difusa: afecta casi todo el miometrio haciendo que el útero aumente excesivamente de tamaño.
  2. Focal: se suele manifestar en forma de tumores que se localizan en el miometrio, también se le conoce como adenomioma.

Adenomiosis uterina

Conocida también como endometriosis interna, es la presencia de tejido del endometrio en el miometrio, este suele causar tumores dentro del útero a lo que se les denomina adenomioma.

Según la ubicación del tejido endometrial se distingue entre adenomiosis profunda y superficial.

Las diferencias entre la endometriosis y la adenomiosis

La adenomiosis y endometriosis son patologías similares que perjudican el revestimiento del endometrio y los tejidos del útero, pero son dos enfermedades diferentes.

Se estima que en aproximadamente un 10% de los casos la adenomiosis es acompañada de síntomas de endometriosis, por eso es importante un diagnóstico oportuno y riguroso.

En la medicina reproductiva y ginecología a la adenomiosis se le suele llamar también endometriosis interna por la estrecha relación entre ambas afecciones.

Para entender la diferencia entre ambas afecciones se debe mencionar que el útero de la mujer presenta dos capas:

  • El miometrio (capa muscular del útero): causante de contracciones durante el parto y la menstruación.
  • El endometrio (capa interna): es la parte que se prepara en cada ciclo menstrual para la implantación del embrión y de no producirse esta provoca el sangrado de la menstruación femenina.

En la adenomiosis se desplazan las células endometriales hacia la zona del miometrio, entre la capa exterior del útero y el endometrio. En cambio, en la endometriosis el desplazamiento del tejido endometrial crece fuera del útero, lo que produce lesiones inflamatorias dificultando la concepción de forma natural.

Síntomas de la adenomiosis

  • Dolor menstrual (dismenorrea).
  • Sangrado menstrual abundante y prolongado (menorragia).
  • Dolor pélvico crónico.
  • Relaciones sexuales dolorosas (dispareunia).

Tratamiento

El tratamiento para esta afección debe ser personalizado y depende de la gravedad de los síntomas de la misma, de la edad de la paciente y de su deseo de procrear.

En un inicio lo que se procura es aliviar los síntomas a través de métodos farmacológicos. Para ello se administran a la paciente los siguientes fármacos:

  • Anticonceptivos hormonales.
  • Antiestrógenos.
  • Análogos de la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH).
  • Analgésicos (antiinflamatorios no esteroideos).

En la mayoría de los casos el suministro de dichos medicamentos suele ser suficiente. En caso de que el propósito sea también la gestación, se implementan otras alternativas como tratamientos quirúrgicos, para lo que es necesario evaluar tanto el tamaño como la extensión de las lesiones. Dicha intervención consiste en eliminar el tejido afectado y reconstruir la pared uterina.

Diagnóstico

Las técnicas de imagen son esenciales para un buen diagnóstico. Se realiza primero una ecografía transvaginal 2D y posteriormente en 3D, que nos hará notar un útero agrandado de forma difusa o focal.

Con frecuencia también se requiere una resonancia magnética para estar seguros de la presencia de la adenomiosis.

Adenomiosis y fertilización in vitro

Para reducir los síntomas de esta enfermedad se recomienda la administración de medicamentos receptores de estrógenos o anticonceptivos, esto antes de iniciar cualquier proceso de fertilidad.

Aunque la adenomiosis no suele afectar el resultado de la fertilización in vitro (FIV) en algunos casos se trata a las pacientes con agonistas de la hormona liberadora gonadotropina (GnRH), que suelen causar un estado parecido a la menopausia esto de manera temporal.

Si bien es complicado conseguir un embarazo con adenomiosis no es algo imposible, por lo que es recomendable iniciar con una estimulación ovárica con la finalidad de obtener ovocitos y que la FIV se haga en ese momento, con la fecundación de los óvulos en el laboratorio que después se colocan a la paciente.

La vitrificación de óvulos, una de las técnicas en las que nos especializamos en IVI Panamá, es otra opción para conseguir un embarazo con éxito. Y, en una etapa posterior a dicho proceso de reproducción asistida, se plantea con la paciente el mejor tratamiento para esta enfermedad y el momento oportuno para tratar de hacer la concepción.

La importancia de un diagnóstico acertado

Cualquier mujer que todavía tenga la menstruación puede tener adenomiosis sin importar la edad de esta. Lo peor es que en varias ocasiones las mujeres suelen ser asintomáticas y muchas veces suele confundirse el diagnóstico con endometriosis. Por eso, es necesario acudir a lugares calificados para un dictamen pertinente y que se actúe con base en el mismo.

Las técnicas de reproducción asistida en IVI Panamá se adecuan a las necesidades de cada paciente y desde la primera consulta se buscará tener un diagnóstico acertado haciendo las pruebas que se consideren pertinentes. De forma que podamos determinar la existencia de esta patología y si es esta causante de infertilidad en la paciente.

Si después de leer este artículo sospechas que puedes tener adenomiosis puedes contactar con nuestro equipo de expertos, quienes están capacitados para atenderte y apoyar en caso de presentar esta u otra enfermedad que dificulte tu sueño de formar una familia.

Solicita información sin compromiso:

Los comentarios están cerrados.

Artículos destacados
Volver arribaarrow_drop_up