junio 17, 2016

Consejos para afrontar un diagnóstico de infertilidad como pareja

Recibir un diagnóstico de infertilidad nunca es fácil. La pareja que con ilusión busca lograr un embarazo para ver materializados muchos de sus sueños, es golpeada emocionalmente con la noticia de que sus intentos y esfuerzos no han dado resultado no por casualidad o mera suerte, sino porque uno o ambos miembros de la pareja presenta alguna dificultad fisiológica que imposibilita o dificulta dicho sueño.

Hoy día, con los avances de la ciencia moderna, sabemos que un diagnóstico de infertilidad no representa una sentencia definitiva; las parejas así diagnosticadas cuentan con recursos y tratamientos médicos que mejoran sus probabilidades de lograr el tan deseado embarazo. Pero una parte integral de dichos tratamientos involucra la emocionalidad de la pareja: Cómo maneja y acepta el diagnóstico, cómo vive con él y cómo se prepara para evaluar y decidir por aquellas opciones que le permitan concebir a ese deseado bebé.

Algunos consejos para afrontar un diagnóstico de infertilidad como pareja

  1. Conversen como pareja sobre el diagnóstico. Algunas personas cuando confrontamos problemas, tendemos a aislarnos, alejarnos. La infertilidad NO es un problema de uno de los miembros de la pareja, es un asunto de ambos, pues es la pareja quien no logra obtener el embarazo. Por ello es importante tomar un espacio para conversar sobre el diagnóstico, las impresiones y emociones que esto genera en ambos miembros de la pareja, y las posibilidades a futuro. No se aleje ni se encierre en sí mismo, háblelo.
  1. Intenten mantener un sentido de normalidad en sus vidas. Nadie niega que la infertilidad es una situación que genera mucha ansiedad, estrés y sentimientos de culpa y rabia. Pero es importante recordar que la infertilidad es una condición manejable, por lo que es importante no perder ese sentido de control y normalidad en las actividades del día a día. Sigan con sus rutinas y actividades con la mayor normalidad posible, ya que esto también contribuye a mantener la mente ocupada y evitar de esa forma los pensamientos negativos.
  1. Emprendan como pareja alguna actividad relajante que les permita “desconectarse” del tema médico. Generalmente, el período que precede a un diagnóstico de infertilidad es bastante desgastante: citas médicas, exámenes médicos, intentos de concebir fallidos, a veces pérdidas de embarazos… Esto puede ser agotador para una pareja. Es por ello que es recomendable una vez se conoce la naturaleza del problema, tomarse un tiempo para re – centrarnos en la vida de pareja para poder afrontar mejor la situación. Tomen una vacación juntos, aunque sea de un fin de semana, hagan actividades que disfruten como pareja, busquen ese espacio de reencuentro que afiance más la unión.
  1. Evalúen las opciones médicas existentes para tratar la infertilidad. Una vez obtenido un diagnóstico de infertilidad y explorado su impacto emocional en la pareja, es recomendable como pareja definir si se desea buscar algún tipo de tratamiento de reproducción asistida. Si se decide buscar ayuda médica, como pareja infórmense y pregunten sobre sus opciones, y luego discútanlas y evalúenlas en privado como discutirían cualquier otro tema de interés para la familia.
  1. Busquen apoyo emocional. El asumir la infertilidad y considerar lo que puede haber más allá de ella es una de esas circunstancias en que la pareja puede verse beneficiada por el apoyo y contención emocional de un profesional imparcial que estará ahí para escucharles y apoyarles en la evaluación del curso a seguir.
  1. No se dejen llevar por los consejos u opiniones (aunque bien intencionadas) de familiares y amigos. La infertilidad es un tema que toca a muchas parejas de la sociedad actual, y es cada día un tema menos “tabú”, por lo que es ampliamente comentada y discutida en los círculos sociales. Muchos se aventurarán a ofrecer sus mejores consejos y recomendaciones sobre el asunto: qué hacer, a dónde ir, qué comer, qué medicamentos tomar, qué decidir… Recuerde, la infertilidad es un asunto de la pareja, y es la pareja quien debe evaluar el camino y las opciones a seguir.

“El camino no es fácil, pero es posible conseguir un embarazo tras el diagnóstico de infertilidad; ¡Sólo hay que mantener los ánimos y no perder la esperanza siempre manteniendo un frente unido como pareja!”  Lic. Ana Cristina Angelkos, Psicóloga Clínica de IVI Panamá

 

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados

marzo 29, 2019
La garantía de ser madre o el reembolso de tu dinero
Volver arribaarrow_drop_up