enero 7, 2016

Consejos para un embarazo durante el verano

 

¡Adiós a los días de lluvia!, llegó el verano y con él un cambio en nuestra rutina diaria; viajes y paseos a la playa son comunes en esta soleada época del año. Antes de montarte en un avión o salir a tomar sol, las futuras mamás deben tener claro cuáles son las precauciones y cuidados extra que deben tomar para no afectar el desarrollo de la gestación.

Recomendaciones de IVI para la futura mamá en el verano

¿Puedo tomar sol en la piscina o en la playa?

No hay ningún problema siempre y cuando no sea un embarazo de alto riesgo. Es importante recordar que la exposición prolongada al sol, especialmente en horas de máxima radiación (entre la 10:00am y las 4:00pm), puede ser perjudicial para la madre, más no para el bebé que lleva en su vientre. No olvidar consultar con su ginecólogo ante la utilización de cualquier crema de protección solar, ya que pueden contener alguna sustancia que pueda absorberse a través de la piel y afectar al futuro bebé.

¿Puedo meterme en la piscina o en la playa?

Meterse a la piscina o a la playa no supone ningún riesgo durante un embarazo normal. Sin embargo, si se tiene sangrado genital o infecciones genitales, no es aconsejable. Siempre consulte primero con su obstetra.

¿Cómo puede afectar el calor y la humedad?

Las condiciones de humedad en el área genital provocadas por una mayor sudoración y por el uso prolongado de vestidos de baño pueden aumentar el riesgo de infecciones genitales. Es recomendable utilizar ropa que transpire (como lino y algodón) y cambiarse la ropa húmeda con frecuencia.

¿Qué hábitos alimenticios debo tener?

Debido al clima caluroso es común el aumento de la ingesta de bebidas calóricas y de alimentos con elevado contenido de hidratos de carbono (como helados), esto provoca un aumento de peso, especialmente peligroso en mujeres con factores de riesgo como diabetes gestacional, hipertensión y obesidad. No olvidar tomar mucha agua para mantenerse siempre hidratada.

¿Puedo viajar en avión o realizar trayectos largos en auto?

Hasta el séptimo mes de embarazo está permitido viajar en avión si se lleva un embarazo normal; de realizarlo en los últimos dos meses aumentaría la posibilidad de un parto prematuro. En los vuelos de más de tres horas de duración, recuerda mover las piernas para no incrementar el riesgo de trombosis.

Durante el embarazo siempre surgen muchas dudas, especialmente si es el primero. Recuerda siempre asesorarte con un especialista, y más si se trata de un embarazo de alto riesgo. Si sigues todas sus recomendaciones y evitas los excesos, no habrá ningún impedimento para que puedas disfrutar tu verano y tu embarazo.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up