julio 6, 2021

El sueño de ser madre y la reproducción asistida

El sueño de ser madre

Por el Comité editorial de Panamá

Muchas de nosotras crecemos con la fantasía y el sueño de ser madre. Desde que somos pequeñas, al ver a nuestras madres o a otras madres en su rol comenzamos a imitar algunas de esas conductas, ya sea con un hermano menor o con nuestros juguetes y es una fantasía o sueño que damos por sentado va a ocurrir cuando seamos adultas.

 

Una vez llegamos a la adultez, y hemos alcanzado algunas otras metas de vida (estudios, trabajo, estabilidad económica, casa propia, conocer el mundo, encontrar pareja) volvemos a recordar esa fantasía y decidimos ponernos en marcha para alcanzar esta otra meta: traer un bebé a este mundo. La mayoría de las mujeres que tienen en sus planes de vida el convertirse en madres fantasea también con la idea de que será un proceso controlable, en pocas palabras sencillo y natural (casi como nos lo venden en las películas y telenovelas). Casi todas imaginarán desde antes cómo ser verá ese bebé, qué cosas le gustarán, si será bueno en tal o cual deporte, o que profesión escogerá. Todas estas idealizaciones nos llenan de motivos, de emoción por las posibilidades, de esperanza y de sueños para emprender la tarea de “buscar” un bebé.

 

 

El proceso de llevar el sueño de ser madre a la realidad

 

Para algunas, el proceso será relativamente sencillo y corto; pero la realidad es que, para otras, ese proceso no ocurre ni de manera rápida, ni sencilla ni controlable. Y es ahí donde el sueño de convertirnos en madres deja de ser eso, un sueño, para convertirse en pesadilla. Muchas perderán la ilusión al no entender cómo nuestro cuerpo no logra hacer algo que es “tan natural” y al no saber o pensar en que existen otras alternativas. Otras, nunca dejarán de soñar, dormidas y despiertas, con el día en que finalmente puedan acoger a ese bebé en sus brazos.

 

Tener sueños o ilusiones en esta vida generalmente implica un proceso de preparación y un camino que hay que seguir para alcanzarlos. Con la maternidad pasa lo mismo. El camino puede tener más o menos tropiezos, pero la ilusión siempre prevalece. Es por ello que cuando la naturaleza de alguna forma no nos permite conseguir ese sueño por la vía “fácil”, comenzamos a pensar en caminos alternos. Similar a cuando uno decide tomar una ruta para llegar al trabajo, pero la misma se ve bloqueada por un accidente; encontramos una ruta alterna sin perder de vista nuestro objetivo principal: llegar al trabajo.

 

 

El tránsito a través de los tratamientos de reproducción asistida cuándo se sueña con ser madre

 

Es aquí en donde el camino nos muestra los Tratamientos de Reproducción Asistida (TRA), como una forma de ver cumplido nuestro sueño, como un rayo más de esperanza que nos permite mantener viva esa ilusión que desde pequeñas hemos albergado en nuestros corazones.

 

Pero el camino de los TRA no es un camino simple o la autopista en la metáfora de la ruta al trabajo. Puede ser un camino igualmente lleno de curvas, subidas y bajadas, de giros inesperados… camino que aun así vale la pena. El amor de madre todo lo puede, todo lo espera y todo lo soporta, aun cuando el mundo entero nos diga que “no se puede”, que es “muy tarde” o que desistamos, esa chispa de ilusión siempre permanece en nosotras hasta pensar “por qué no intentarlo”.

 

Es así como nos embarcamos en una nueva versión de nuestro sueño. Una que requiere de más paciencia, de más amor, de mucha valentía y coraje y de un poco más de ayuda por parte de otros. Es un camino incierto pero que nos llena de emoción a conocer sobre otras posibilidades que puedan llevarme a cumplir esa meta de vida. Es ahí cuando nuevas fantasías comienzan a emerger; tal vez esta vez llenas de más realismo y menos “magia” pero que nos permiten continuar luchando y soñando con la esperanza de algún día ver a nuestro hijo/a en nuestros brazos.

 

Cuando el sueño de ser madre se pueden cumplir

Aquellas que sueñan con tener hijos, pero sienten que todavía no ha llegado el momento, pueden optar por alguna técnica de preservación de la fertilidad como la Vitrificación de Ovocitos. De esta manera, los óvulos pueden conservarse para ser utilizados cuando esté lista.

 

Por otro lado, las mujeres solteras que sueñan con un embarazo y están listas para hacerlo realidad, pueden realizar una Fecundación In Vitro (FIV), es decir, una estimulación ovárica por medio de hormonas, la extracción de los óvulos que serían fecundados en el laboratorio y una posterior implantación del embrión en el útero de la mujer.

 

En los casos de mujeres que están en pareja y buscando un embarazo sin lograrlo, es importante realizar una consulta para descartar problemas de fertilidad. Si de hecho se encuentran esas dificultades, opciones como la FIV mencionada e incluso la Inseminación Artificial (IA) pueden ser procedimientos a seguir.

Existe incluso la posibilidad de recurrir a la ovodonación para aquellas mujeres que por su edad o por haber transitado un tratamiento de salud oncológico, por ejemplo, hayan reducido considerablemente su reserva ovárica. Como sea, las opciones para cumplir este sueño son muchas.

 

El manejo de las emociones y el sueño de ser madre

 

A veces esta nueva ruta también nos trae desilusiones, pero una mujer decidida y luchadora no cede ante los tropiezos del camino. Ella continúa. Nunca deja de soñar e imaginarse a ese bebé ni el día en que finalmente pueda tenerlo consigo. Esa esperanza, esa ilusión es la que nos mueve y nos hace continuar a cada paso del camino sin importar las dificultades, los contratiempos, ni las vicisitudes.

 

Este camino no es fácil ni física ni emocionalmente. Requiere gran fortaleza. Requiere mantener siempre viva la esperanza, requiere poder confiar en quienes nos asisten, requiere poder detenerse a pensar y respirar en los momentos difíciles y también requiere poder hablar y pedir ayuda cuando se necesita.

 

La importancia del apoyo psicológico cuando sueñas con ser madre

 

Mantener vivo mi sueño de convertirme en madre mediante un TRA depende ya no sólo de mí y de mi pareja, si es la que hay, sino del apoyo de otros a mi alrededor: el equipo médico, mi círculo más cercano de familiares y /o amigos, consejeros o terapeutas y/o especialistas en disciplinas alternativas que aportan en el proceso. Es aquí donde el sueño pasa de ser solo mío a un sueño mayor, de mi equipo, que me acompaña en el camino que debo seguir para verlo cumplido en realidad.

 

Tu equipo estará ahí para guiarte, alentarte y ayudarte en el camino. Para ello es sumamente importante que sientas que puedes confiar. Confiar en que la ayuda será la que necesitas dependiendo de tu necesidad, en que queremos verte tener éxito, en que estamos contigo para contenerte y apañarte cuantas veces sea necesario. Tu equipo vivirá contigo las caídas y celebrará contigo las victorias, pero más importante, siempre irá a ti en la lucha por ver realizado tu sueño. Estará ahí para llorar contigo, pero también para celebrar cada pequeño paso del camino, hasta verte habiendo logrado tu cometido mayor: ser madre.

 

Es por esto que en IVI Panamá, contamos con la Unidad de Apoyo Psicológico, porque sabemos lo importante que es prepararse tanto física como psíquicamente para el viaje hacía la maternidad.

 

Nunca pierdas la esperanza, no dejes de ilusionarte. No desistas, no claudiques ante la dificultad…. Busca un equipo con quien puedas soñar juntos y continúa intentando.

 

¡Tu sueño lo vale!

 

Licda. Ana Cristina Angelkos

Psicóloga

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up