mayo 24, 2021

Aborto de repetición: consejos prácticos en infertilidad

aborto de repetición

Por el Comité editorial de Panamá

El aborto de repetición, suele ser una situación cada vez más común en esta época, por diferentes factores, y no solo por la edad avanzada con la que la mujer afronta su primera maternidad. Por este motivo, le hemos pedido a la doctora Mayka Morgan, ginecóloga especialista en reproducción humana de IVI Panamá que nos cuente qué es, cuáles son los factores que contribuyen a que se presenten y si es posible lograr el embarazo luego de uno.

 

¿Qué es un aborto de repetición?

El aborto de repetición ocurre cuando una mujer tiene dos o más pérdidas gestacionales antes de la semana 20. El origen de esta condición es multifactorial. Por lo que identificar y tratar estos factores es el objetivo principal en manejo clínico de estas pacientes.

Tener un aborto es uno de los temores más comunes que presentan las mujeres al quedarse embarazadas. Algunas desconocen el por qué se produce y las consecuencias del mismo, lo que le genera mucho miedo al pensar que les pueda pasar a ellas.

 

¿Cuál es la posibilidad de presentar un aborto?

En la población general la posibilidad de un aborto es del 15%. Esta posibilidad aumenta hasta a un 18% si ha tenido un aborto previo, y en los casos donde hay dos o más perdidas gestacionales el riesgo se incrementa en un 25-30%. Alrededor de un 5% de todas las parejas enfrentará perdida reproductiva recurrente.

Tras un solo aborto espontaneo el 80-90% de las mujeres tendrán un embarazo normal en su siguiente gestación. Se ha encontrados que 70-75% de las perdidas gestacionales recurrentes son idiopáticos (sin causa conocida) y logran un embrazo a término posterior.

 

¿A qué se debe un aborto a repetición?

Hay diferentes factores que pueden influir en que se presenten abortos a repetición y dentro de estos factores podemos mencionar las siguientes:

Factores genéticos

Anomalías cromosómicas

Las anomalías cromosómicas (aneuploidias) son la principal causa de aborto a repetición. El ser humano tiene 46 cromosomas que contienen genes para el desarrollo normal y muchos de los abortos ocurren porque el embrión tiene un cromosoma extra o le falta uno de ellos, lo que trae como consecuencia un embarazo no viable en la mayoría de los casos. Los defectos numéricos o estructurales de los cromosomas se identifican en más del 50% de abortos espontáneos.

La edad de la mujer es un factor de riesgo para que se presenten estas anomalías. Este riesgo aumento con la edad, en mujeres de menos de 35 años es de un 10 a 15% pero en mayores de 38 años es de más del 50%. Se ha demostrado un deterioro de la calidad ovocitaria con la edad, lo que acarrea un compromiso en el ADN de los mismo, por ende, existe una mayor probabilidad de tener embriones con alguna anomalía cromosómica que pueden llevar a un aborto espontaneo.

Anomalías estructurales

Las anomalías estructurales se caracterizan por el intercambio (reordenamiento), pérdida o ganancia de material cromosómico. Las más frecuentes son las translocaciones, que pueden ser balanceadas si no hay pérdida ni ganancia de material cromosómico; generalmente, los portadores son fenotípicamente sanos, aunque existe el riesgo de transmitir derivados no balanceados a su descendencia, siendo esta una causa importante en el aborto espontáneo. Las translocaciones no balanceadas se caracterizan por la pérdida o ganancia de material cromosómico.

Deleciones

Las deleciones se presentan cuando hay perdida del material genético en un cromosoma. Las inserciones (ins) son la inclusión de material cromosómico de un cromosoma a otro. Ambas condiciones se asociado a una perdida gestacional por alteraciones en el contenido de cada cromosoma.

La mayoría de estas anomalías cromosómicas que se presentan en los abortos son esporádicas o de novo.  También existen algunas anormalidades genéticas heredables que pueden resultar en aborto.

 

Factores uterinos

Las alteraciones estructurales de la cavidad uterina como son los miomas, pólipos, tabiques o sinequias (adherencias que se forman en el útero a veces como consecuencia de legrados anteriores), afectan negativamente la implantación e incrementan el riesgo de aborto. La corrección del defecto uterino existente puede disminuir significativamente el riesgo de un subsecuente aborto.

 

Factores endocrinos

La obesidad, el síndrome de ovarios poliquísticos, las patologías tiroideas no tratada y diabetes mal controlada pueden incrementar el riesgo de aborto. Por lo que es importante hacer el diagnóstico oportuno de estas condiciones y dar el tratamiento correcto a estas patologías.

 

Trombofilias

Es una patología que se caracteriza por formar trombos (coágulos) en la circulación que obstruyen el adecuado flujo sanguíneo. Cuando esto ocurre a nivel de la placenta y se obstruyen la totalidad de los vasos, se produce un infarto placentario masivo y el embrión muere por falta de irrigación. Si esto ocurre al principio del embarazo, se tratará de un aborto espontáneo.

Durante el embarazo el riesgo de trombosis aumenta dado que todas las pacientes, cuando están embarazadas, coagulan más (el embarazo es un estado trombogénico). Es por esta razón que el riesgo de trombosis en las pacientes con trombofilia aumenta aún más durante el embarazo.

 

Síndrome antifosfolípido (SAF):

Es una condición autoinmune en la cual el sistema inmunológico no reconoce partes del cuerpo como propias y las ataca, desencadenando así la formación de trombos. Estos anticuerpos circulantes afectan negativamente el desarrollo y la función del trofoblasto-placenta aumentando significativo el riesgo aborto.

 

Estilo de vida

El uso de drogas, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y cafeína, o el sobrepeso pueden aumentar las posibilidades de pérdida espontánea del embarazo.

 

Factores inmunológicos

La inmunidad materna es fundamental en el momento de la implantación. Si esta respuesta inmune no tiene lugar si el organismo reacciona contra el embrión en vez de protegerlo, también puede haber abortos de repetición.

Factor masculino

La edad del varón cuando supera los 45-50 años es otro posible desencadenante de abortos de repetición. La fragmentación alta del ADN de los espermatozoides a esta edad es una causa de abortos recurrentes.

 

 ¿Qué pruebas me debo realizar si tengo abortos a repetición?

No se ha determinado cuándo es el momento exacto para iniciar el estudio de los abortos a repetición. Experimentar la posibilidad de 25% de tener una nueva perdida tras dos abortos previos y conocer que tener una tercera no ayudará a establecer la causa, es argumento suficiente para investigar en aquellas parejas que está pasando.

En base a todas las causas establecidas que pueden influir que se produzca un aborto de repetición, nos enfocaríamos en solicitar las pruebas:

  • Cariotipos en sangre periférica a ambos miembros de la pareja. Las alteraciones de los cariotipos paternos sólo explican entre el 3 y el 5 % de los casos de perdida gestacional recurrente, su coste-efectividad ha sido avalada.
  • Estudios de imagen para descartar anomalías uterinas como Ultrasonido pélvico, histerosalpingografia o histeroscopia. Se recomienda preferiblemente la realización de ultrasonido 3D que nos permite la evaluación integral del útero, de manera sencilla, rápida y detallada.
  • Analítica completa para descartar los factores endocrinos, inmunológicos y trombofilias (incluyendo mutaciones genéticas).
  • Determinación del grado de fragmentación del ADN espermático, FISH en espermatozoides.
  • Estudios de los restos abortivos estudia el tejido fetal tras una pérdida gestacional para saber si el aborto es consecuencia de una alteración cromosómica

 

¿Qué opciones de tratamiento tengo?

Dependiendo del resultado de las pruebas realizadas, podemos hacer un diagnóstico correcto y ofrecerte así el tratamiento adecuado. El manejo por un equipo multidisciplinar (endocrinólogos, ginecólogos, andrólogos, psicólogos, genetista) en esto casos es muy importante.

De acuerdo al diagnóstico se podrá proponer opciones de manejo:

  • Consultoría Genética porque la principal causa de perdidas gestacionales es la alteración cromosómica. Una asesoría por la Unidad de Genética Reproductiva está indicada.
  • Una histeroscopia quirúrgica para corregir una malformación uterina.
  • Manejo de las alteraciones hormonales mediante tratamiento endocrinológico, terapéutica con fármacos anticoagulantes (heparina).
  • Cambios en el estilo de vida.
  • Test genético preimplantacional de los embriones que nos permitir detectar una condición concreta del embrión antes de ser transferido al útero, con objeto de prevenir algunas enfermedades genéticas o condiciones médicas que puedan comprometer la vida del futuro bebe.
  • El cuidado del estado emocional conocido “tender loving care” en la paciente con perdida gestacional recurrente es muy importante porque permite que la mujer se sienta apoyada durante todo el proceso, reduciendo el estrés del embarazo lo cual mejora los resultados de gestación y favorece la evolución del mismo.

En IVI gracias a los avances en las técnicas de reproducción asistida, la capacitación continua de nuestros profesionales y la tecnología que los acompaña, nos ha permitido que las parejas con este diagnóstico puedan alcanzar ese sueño tener un hijo. Un trato personalizado para cada diagnóstico y tratamiento de nuestros pacientes es fundamental, ya que nuestro principal objetivo disminuir el tiempo para lograr un embarazo a término con un bebe sano en casa

Dra. Mayka Morgan

Ginecóloga

IVI Panamá

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up