julio 29, 2014

La importancia de la alimentación al buscar un embarazo

¿Cuál es la razón por la cual es importante llevar una sana alimentación cuando se intenta lograr un embarazo? Sobre el particular podemos decir que la alimentación es primordial en este sentido, tanto para el hombre como para la mujer. Una mala alimentación, deficiente en nutrientes esenciales y repleta en grasas saturadas, conlleva a obesidad. Y la obesidad está asociada claramente a problemas de ovulación en la mujer y disminución de la cantidad y calidad de los espermatozoides en el hombre.

Estudios realizados por el IVI determinan en el caso de la mujer, que el riesgo de complicaciones obstétricas es tres veces mayor en mujeres con obesidad, las tasas de aborto aumentan y además tienen mayor riesgo de que ocurra muerte fetal, que en las mujeres con peso normal. En el caso del hombre, estudios de nuestro grupo también han encontrado que los hombres obesos tienen 9 millones menos de espermatozoides en el eyaculado que los hombres de peso normal.

Por estas razones, se recomienda que, si la pareja está buscando un embarazo o bien está por someterse a un tratamiento de reproducción asistida, opte por modificar sus hábitos de alimentación, por lo menos de tres a seis meses antes de iniciar la búsqueda del embarazo.

Es importante que el médico pueda realizar un asesoramiento en este sentido a la pareja que desea concebir o bien referirles a un nutricionista que pueda elaborar un plan nutricional, tomando en cuenta los requerimientos especiales cuando se busca un bebé.

alimentación y embarazo

En el aspecto nutricional, hay patrones de alimentación que están asociados con la mejoría de la fertilidad. Incrementar la ingesta de micronutrientes como aminoácidos Omega 3 y 6, vitamina D, lo cual podría ayudar en la mejoría de las tasas de embarazo espontáneo. Estos nutrientes se pueden encontrar en pescados como el salmón, trucha, sardinas y en aceites como el de oliva.

También es importante aumentar la ingesta de ácido fólico el cual se puede encontrar en lentejas, espinacas, naranjas y aguacate, entre otros alimentos. El ácido fólico previene malformaciones fetales cuando se administra desde antes de embarazarse.

Una buena opción alimenticia, puede ser optar por la dieta mediterránea, la cual incluye alimentos saludables altos en proteínas vegetales, fibra y baja en hidratos de carbono. En esta dieta se cuenta con alimentos como el aceite de oliva, cereales enteros, frutas, verduras y legumbres en abundancia, así como pescados y algunos productos lácteos como el yogur. Esta dieta es baja en el consumo de alimentos procesados, grasas saturadas y enlatados, principales causantes de obesidad y problemas de fertilidad.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados

marzo 29, 2019
La garantía de ser madre o el reembolso de tu dinero
Volver arribaarrow_drop_up