Fallo de implantación y aborto de repetición

 

 

El fallo de implantación hace referencia a la imposibilidad de conseguir un embarazo después de haber transferido de 2 embriones euploides o después de haber transferido 4 blastocistos.

El aborto de repetición se diagnostica cuando hay 2 o más pérdidas gestacionales antes de la semana 24 de embarazo.

¿Qué puedo hacer al respecto?

Si alguno de estos es tu caso, en IVI lo abordamos con dos estudios complementarios; el diagnóstico –con una evaluación de la historia personal y familiar- y el terapéutico –con un conjunto de pruebas ecográficas, genéticas y analíticas-.

Estudio diagnóstico

Estudio diagnóstico

Estudio terapéutico

Estudio terapéutico

Fallo de implantación

Son diversas las causas que pueden provocar un fallo de implantación, entre ellas están: patologías tubáricas o uterinas, infeccionas pélvicas, aspectos vinculados a la receptividad endometrial, aspectos inmunológicos como trombofilias o alteraciones cromosómicas de los progenitores.

Alrededor de un 5% de todas las parejas enfrentará perdida reproductiva.

El fallo de implantación se dará a conocer luego de un test de embarazo negativo.

Hay diversas opciones que dependerán de la historia clínica de la paciente. Entre ellas, la histeroscopia/laparoscopia, indicación de medicación anticoagulante y/o el diagnóstico genético preimplantacional.

 

Aborto de repetición

Hay diferentes factores que pueden influir en que se presenten abortos a repetición y dentro de estos factores podemos mencionar las siguientes:

  • Factores genéticos
  • Factores uterinos
  • Factores endocrinos
  • Trombofilias
  • Síndrome antifosfolípido (SAF)
  • Estilo de vida
  • Factores inmunológicos
  • Factor masculino

El síndrome antifosfolípido como enfermedad autoinmune y la presencia de anomalías congénitas en el útero como el septo uterino son condiciones muy vinculadas al aborto de repetición.

En base a todas las causas establecidas que pueden influir que se produzca un aborto de repetición, nos enfocaríamos en solicitar las pruebas:

  • Cariotipos en sangre periférica a ambos miembros de la pareja.
  • Estudios de imagen para descartar anomalías uterinas
  • Analítica completa para descartar los factores endocrinos, inmunológicos y trombofilias (incluyendo mutaciones genéticas).
  • Determinación del grado de fragmentación del ADN espermático, FISH en espermatozoides.

La administración de fármacos anticoagulantes como la heparina durante todo el embarazo. Este tratamiento ayuda a aumentar las tasas de gestación en presencia de esta patología.

Clínica IVI Panamá

Clínica IVI Panamá