mayo 9, 2014

Cinco consejos para no tirar la toalla durante el tratamiento de infertilidad

Los tratamientos de reproducción asistida a veces se hacen largos y tediosos. Las parejas pasan por un montón de emociones que les lleva a cuestionarse su verdadero deseo y capacidad como pareja para afrontar este reto. Lejos de tirar la toalla, la mayoría consigue su propósito.

No obstante algunas parejas, al llegar a los centros de Medicina Reproductiva con expectativas positivas, creen que en cuanto inicien un ciclo de tratamiento, van a ser afortunados y se van a quedar embarazados. A estas primeras sensaciones positivas, le siguen la preocupación y la obsesión mientras esperan los resultados. Cuando hay un fallo de implantación, los pacientes lo asumen con mayor o menor angustia como algo que entraba en sus posibilidades. Pero a medida que se van sometiendo a tratamientos y el sueño no llega, la frustración puede ir en aumento.

El tiempo que la pareja lleva implicada en el proceso de diagnóstico y tratamiento se relaciona con los niveles de frustración. “Cuanto mayor es el tiempo que ha transcurrido desde el diagnóstico, más probable es que la pareja haya experimentado varios ciclos de tratamientos, cada uno de los cuales representa un nuevo estresor, en el que la pareja vivencia la esperanza de conseguir su deseo y las emociones negativas asociadas por no lograrlo. En función de ellos, se van modificando las expectativas y sus formas de enfrentarlo”, Nos cuenta Dayana Radzewicz, psicóloga de IVI Panamá.

El apoyo psicológico: una herramienta exitosa en los tratamientos de Reproducción Asistida

Nuestra psicóloga te da 5 consejos para hacer más llevadero el proceso:

1. Acepta la situación
A veces, el esperado embarazo tarda en llegar más de lo que nos gustaría. Acepta con naturalidad las emociones que puedan ir surgiendo, sin culparte por ello. Te ayudará a no rendirte.

2. Cuida otros aspectos de tu vida personal
No dejes atrás otros proyectos que te ilusionan y que te hacen sentir bien. Si lo ves necesario, date un respiro y descansa un tiempo hasta el nuevo tratamiento, te ayudará a coger fuerzas.

3. Mira hacia delante con actitud positiva
Huye de pensamientos negativos y enfrenta tu sueño con una sonrisa. Sabemos que el 90% de nuestros pacientes consiguen finalmente su objetivo. Acepta la situación y confía en el equipo de profesionales que llevan tu caso, seguro que sabrán encontrar el camino.

4. Apóyate en tu pareja
Cuidar emocionalmente el uno del otro es fundamental para no abandonar el tratamiento. Esto implica mantener una actitud de escucha emocional, de tolerancia y de comprensión. Ayudarse mutuamente, no culparse y compartir la carga, son actitudes que los beneficiarán más que nunca.

5. Busca apoyo psicológico
Está demostrado que el apoyo psicológico mejora el ajuste emocional de los pacientes en tratamiento, traduciéndose en una menor tasa de abandono y una mayor tasa de recién nacidos vivos.

Solicita información sin compromiso:

1 comentario

  • almy gonzalez says:

    tengo 40 años e intentado quedar embarazada y nada ya estoy preocupada por la edad…..influye la edad para quedar embarazada? Yo tengo Fé q Dios me va a mandar mi bendición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados

marzo 29, 2019
La garantía de ser madre o el reembolso de tu dinero
Volver arribaarrow_drop_up