marzo 16, 2022

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

Por el Comité editorial de Panamá

La endometriosis es un trastorno muy doloroso que se caracteriza por el crecimiento anormal -fuera del útero- del tejido que normalmente debería crecer dentro (endometrio).

Habitualmente en la endometriosis los lugares de crecimiento de este tejido son los ovarios, las trompas de Falopio y el tejido que recubre la pelvis. Por lo general no se encuentra más allá de los órganos pélvicos, y lo que ocurre es que este tejido similar al endometrio actúa de la misma forma que lo haría el endometrio: se engrosa, se descompone y sangra en cada ciclo menstrual en el que no se produce fecundación.

Sin embargo, debido a su incorrecta ubicación y dado que no encuentra forma de ser expulsado, el tejido que crece en la endometriosis genera síntomas muy dolorosos, además de posibles complicaciones, que desde IVI Panamá creemos que es importante que conozcas.

Síntomas de la endometriosis

El síntoma principal de la endometriosis es el dolor pélvico, por lo general asociado a los períodos menstruales.

Aunque muchas mujeres tienen cólicos durante sus períodos menstruales, aquellas que padecen endometriosis suelen describir un dolor menstrual mucho peor de lo habitual. Además, este puede aumentar con el tiempo e inclusive empezar muchos días antes o extenderse muchos después de producido el período menstrual.

Otros síntomas de la endometriosis son:

  • Dolor en la región lumbar y en el abdomen.
  • Dolor en el intestino.
  • Dolor al tener relaciones sexuales.
  • Dolor al defecar o al orinar.
  • Sangrado excesivo: períodos menstruales abundantes esporádicos o sangrado entre períodos (sangrado intermenstrual).
  • De hecho, muchas veces la consulta por infertilidad es lo que “dispara” la detección de la endometriosis.
  • Otros signos más inespecíficos, como fatiga, diarrea, estreñimiento, hinchazón o náuseas, especialmente durante los períodos menstruales.

En cuanto a los síntomas de la endometriosis, vale mencionar que la intensidad del dolor no es necesariamente un indicador de la extensión de la afección. Es posible que una mujer tenga endometriosis leve con dolor intenso o, por el contrario, endometriosis avanzada con poco o ningún dolor.

Por último, es posible que el dolor ceda con la llegada de la menopausia.

Síntomas confusos

Por su sintomatología variada, la endometriosis puede confundirse con:

  • La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) o los quistes ováricos (por el dolor pélvico).
  • El síndrome de colon irritable (por los episodios de diarrea, estreñimiento y cólicos abdominales).

Por eso desde IVI Panamá recomendamos que consultes a tu médico ante la presencia de antecedentes, o bien si tienes períodos menstruales muy dolorosos o infertilidad, dado que si bien la endometriosis puede ser una afección difícil de tratar, el control de los síntomas suele mejorar con un diagnóstico temprano y un equipo médico multidisciplinario.

¿Quiénes pueden padecer endometriosis?

La endometriosis es especialmente frecuente en mujeres de entre 30 y 40 años. En este sentido, según cifras de 2021, afecta aproximadamente al 10% de las mujeres y niñas en edad reproductiva en todo el mundo.

En cuanto a los factores de riesgo, cualquier niña o mujer que ya haya comenzado sus períodos menstruales puede tener endometriosis, pero hay una mayor propensión sí:

  • No tienes hijos.
  • Tus períodos menstruales duran más de siete días.
  • Tienes ciclos menstruales cortos (menos de 27 días).
  • Tienes antecedentes familiares (abuela, madre, tía, hermana).
  • Tienes un problema de salud que impide tener un flujo normal de sangre durante el período.

Por el contrario, presentan menos riesgo las mujeres que:

  • Han estado embarazadas.
  • Sus periodos comenzaron tarde en la adolescencia.
  • Hacen ejercicio regularmente más de 4 horas a la semana.
  • Tienen poca grasa corporal.

Causas de la endometriosis

Si bien no se conocen cuáles son las causas de la endometriosis, este es un tema en constante estudio.

Una primera hipótesis relaciona la endometriosis con problemas de flujo del período menstrual debido a que, por ejemplo, en el flujo menstrual retrógrado parte del tejido se desprende y se dirige a través de las trompas de Falopio hacia otras partes del cuerpo como la pelvis.

También hay una línea de investigación que relaciona la endometriosis con los factores genéticos; y una tercera con el sistema inmunitario deficiente.

Una cuarta línea de investigación -la “hormonal”- relaciona el estrógeno con la endometriosis. Finalmente, se sabe que durante una cirugía como la cesárea o una  histerectomía el tejido endometrial puede ser trasladado por error.

Complicaciones de la endometriosis

Aunque el crecimiento del tejido endometrial es benigno (es decir no cancerígeno), cuando la endometriosis afecta a los ovarios pueden formarse quistes llamados endometriomas.

Además, si el tejido circundante se irrita se forma una cicatriz que genera adherencias. Estas son bandas de tejido fibroso que pueden hacer que los tejidos y órganos pélvicos se peguen entre sí.

Finalmente, la endometriosis se relaciona con la aparición de problemas en los intestinos y la vejiga.

Tratamiento de la endometriosis

Para hablar de la endometriosis y su tratamiento, es importante aclarar que este trastorno no se puede prevenir. Sin embargo, se sabe que manteniendo bajos los niveles de  estrógeno es posible disminuir las posibilidades de aparición.

Para lograr eso hay diversas alternativas que puedes consultar con tu médico. Algunas de ellas son:

  • La utilización de métodos anticonceptivos hormonales como las píldoras, los parches o anillos vaginales con bajas dosis de estrógeno. Por supuesto, estos no son una opción si lo que deseas es quedar embarazada.
  • La práctica regular de ejercicio físico (más de 4 horas a la semana).
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Evitar el consumo excesivo de bebidas con cafeína.

También existe la posibilidad de realizar una cirugía que, por lo general, se elige en tres casos: cuando los síntomas son graves, cuando el tratamiento con hormonas no causa alivio y ante la presencia de problemas de fertilidad. Durante la intervención quirúrgica, el cirujano puede detectar diferentes áreas de endometriosis y extirpar los parches de endometriosis. Después de la cirugía, suele reiniciarse el tratamiento hormonal, a menos que estés intentando quedar embarazada.

Detección de la endometriosis

Antes mencionamos que en algunas ocasiones la endometriosis se detecta en la consulta por infertilidad. Por eso recomendamos que, para llegar antes y no perder tiempo valioso, hables con tu médico ante los primeros indicios.

La detección de la endometriosis y confirmación del diagnóstico cuenta con diversas instancias:

  • Examen pélvico: el médico intentará detectar la presencia de quistes o cicatrices detrás del útero.
  • Estudios por imágenes: es posible que debas someterte a un ultrasonido para corroborar si existen quistes ováricos de endometriosis.
  • Medicamentos: si el médico no encuentra signos de un quiste ovárico durante una prueba de ultrasonido, es posible que indique la ingesta de anticonceptivos o agonistas de la hormona que libera gonadotropina (GnRH). Si los síntomas mejoran al tomarlos y vuelven al interrumpirlos, efectivamente hay endometriosis.
  • Laparoscopía: es un tipo de cirugía que los médicos pueden usar para ver dentro de la pelvis y observar el tejido endometrial. La cirugía es la única manera de saber con certeza si tienes endometriosis.

No olvides que en IVI Panamá contamos con un amplio equipo médico a tu disposición para resolver cualquier duda sobre fertilidad y reproducción asistida, o bien para acompañarte una vez decidas emprender el camino hacia la maternidad.

Solicita información sin compromiso:

Los comentarios están cerrados.

Artículos destacados
Volver arribaarrow_drop_up