septiembre 24, 2021

Cómo es el proceso de donación de semen

Donar semen

Por el Comité editorial de Panamá

Donar semen se ha convertido en un método cada vez más común gracias a la reproducción asistida. La mayoría de las mujeres que desean ser madres y no pueden hacerlo a través de las vías convencionales, al no tener pareja, recurren a ella. Existen diversos motivos por los que la utilización de un banco de esperma se convierte en un aliado de nuestras pacientes: el primer caso, como bien mencionamos es para aquellas mujeres que no tienen pareja y quieren ejercer la maternidad en solitario; mientras que el segundo caso, aplica para las parejas que han intentado lograr un embarazo y no lo consuman por problemas de infertilidad masculina. Desde IVI Panamá queremos enfatizar que la donación de semen es un acto voluntario, altruista y solidario.

¿Cuáles son las características con las que debe contar el donante de semen?

Los hombres que se animan a donar semen, por lo general, se caracterizan por ser personas sanas y con una buena calidad de semen. Ante esto, el varón deberá someterse a una serie de pruebas rigurosas para descartar que ciertas anomalías interfieran en los resultados de la Fecundación in Vitro (FIV) o en la Inseminación Artificial (IA) en la mujer. Entre las irregularidades que se quieren evitar en el esperma figuran las siguientes: una cantidad insuficiente de espermatozoides, una baja movilidad o la ausencia completa de los espermatozoides.

En este sentido, el banco de semen también se perfila como una opción eficaz en casos en los que el sentimiento de la maternidad y la paternidad predominan, pero las condiciones no están a favor de los futuros padres. Por ejemplo, la donación de semen es una técnica de fertilidad ideal para las parejas que sufren un trastorno genético o una enfermedad como las enfermedades de transmisión sexual y, por ende, recurren a este servicio para no transmitir la patología a su bebé.

A su vez, es un proceso que está indicado para las mujeres que quieren tener una familia monoparental (sin la figura paterna), las mujeres homosexuales que desean tener un hijo y también para los pacientes que padecen o han tenido cáncer y no llegaron a criopreservar su semen. Aunque el panorama no sea favorecedor, siempre existe una alternativa que conduce hacia una pronta solución a los problemas que genera la infertilidad.

¿Cómo es el proceso para la donación de semen?

Durante el proceso de donación de semen, es habitual que el varón se someta a un estudio previo y a pruebas genéticas para determinar si presenta alguna enfermedad. Además, la muestra se somete a una cuarentena de 6 meses de duración. Desde IVI Panamá te explicamos paso a paso de este tratamiento:

 

Estudios pertinentes:

  • Espermiograma completo que se toma de la primera muestra. La finalidad de este examen médico es encontrar un mínimo de espermatozoides móviles progresivos al igual que una morfología normal.

Las siguientes determinaciones serológicas:

  • En la sangre: las pruebas médicas analizarán los anticuerpos como el VIH, herpes, hepatitis C y B, sífilis, entre otros.
  • En el semen: se practica un cultivo microbiológico general para descartar micoplasmas y gonorrea.
  • Estudio citogenético: se realiza un cariotipo para eliminar deleciones o translocaciones en el esperma.

 

¿Qué se hace con la muestra del semen antes de la donación?

  • Las muestras de semen se congelan, se almacenan en bancos y se mantienen en periodo de cuarentena durante 6 meses. En este lapso de tiempo, se controla la posibilidad de transmisión de alguna enfermedad contagiosa.
  • Al transcurrir los 6 meses, el donante se realizará por segunda vez las pruebas antes mencionadas. Esto con el fin de descartar que esté en la fase inicial de una infección.
  • Tras finalizar la fase en la que se corrobora la ausencia total de infecciones y la adecuada calidad del semen, se lleva la muestra a la congelación para su futura conservación. Además, estas muestras se liberan más adelante para su uso en los tratamientos de fertilidad, ya sea en una inseminación intrauterina, una FIV o una ovodonación.

¿Quiénes son las pacientes que pueden recurrir a la donación de semen?

  • Si el semen del hombre o la pareja de una mujer es patológico o ha tenido malos resultados en la Fecundación in Vitro u otro procedimiento inherente de la reproducción asistida.
  • Cuando hay una ausencia de espermatozoides (azoospermia).
  • En caso que se detecten anomalías cromosómicas en el semen.
  • Siempre que el varón porte una enfermedad de transmisión sexual y resulta imposible eliminar el virus del esperma.
  • Cuando el varón tiene un grupo sanguíneo positivo (estado homocigoto) y la mujer negativa. A esto se le suma que la mujer está isoinmunizada, es decir, que produce anticuerpos contra los glóbulos rojos que tiene el feto con un grupo sanguíneo positivo.

 

¿Qué otros aspectos debes conocer si deseas ser un donante de semen?

  • Es un proceso anónimo: Nos comprometemos en manejar los datos como el nombre del destino de la muestra (receptora) al igual que el origen (donante) con total confidencialidad.
  • No requiere tratamiento: Para ser un donante de semen, no es necesario cumplir con un tratamiento médico farmacológico previo ni posterior al proceso.
  • Comodidad y flexibilidad: El donante deberá acudir al centro de salud una vez por semana durante 16 semanas, según lo pautado por los especialistas de fertilidad.
  • Proceso rápido: Al paciente solo le tomará 15 minutos por cada visita que realice al momento de hacerse los análisis del semen.
  • Mantener una vida saludable: Otra de las recomendaciones de los especialistas en fertilidad es que el donante debe mantener una vida sana y con buenos hábitos. Por ejemplo, es importante que evite el tabaco, así como las bebidas alcohólicas. Es vital consumir suficientes líquidos.
  • Ser activo: También es aconsejable que el donante practique ejercicios y cumpla con sus horas de sueño, así como con su constante evaluación médica. Todos estos cuidados harán que el organismo funcione adecuadamente.

Si deseas aplicar para ser donante de semen, recuerda que debes ser mayor de 18 años y no mayor de 35 años; a su vez, se requiere que gocen de un buen estado de salud físico y mental. El primer paso es llenar el formulario para que podamos contactarte.

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up