abril 14, 2021

Empoderamiento y transformación en el mundo laboral. ¿Cómo afecta la maternidad?

maternidad y empoderamiento

Por el Comité editorial de Panamá

Las mujeres están entrando cada vez más en puestos jerárquicos en todo el mundo, gracias a los esfuerzos comunes de sus pares, y a las leyes que alimentan este crecimiento. Sin embargo, la deuda pendiente es aún grande, y hay mucho por hacer en todos los aspectos del mundo laboral de las mujeres, incluida la maternidad.

¿Cuál es la situación de Panamá?

 

En este sentido, Panamá está en buen camino, pero le queda aún un largo trecho por recorrer. Algunos números que reflejan esta situación, según una Encuesta del Mercado Laboral realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Panamá[1]:

 

  • 750 mil mujeres en edad de trabajar se encuentran ausentes del mercado laboral. La mayoría son amas de casa y aluden a las responsabilidades familiares y de cuidado como motivo por el que no trabajan fuera del hogar.

 

  • Las mujeres reciben, en promedio, un salario 11% inferior al de los hombres.

 

  • Si bien Panamá tiene una de las mejores posiciones en cuanto a presencia de mujeres en cargos directivos (un 45%), ellas suelen ocupar mandos medios e inferiores. En los puestos jerárquicos superiores están casi ausentes.

 

  • La representación de mujeres en las juntas directivas de las entidades del sector público es de apenas un 18% y de un 14% en empresas privadas cotizadas.

 

  • En cuanto a las que trabajan por cuenta propia, solamente 3 de cada 10 personas autoempleadas son mujeres.

 

  • El 74% del trabajo doméstico en Panamá es realizado por mujeres.

 

  • El permiso de maternidad en Panamá es de 14 semanas y recientemente se ha aprobado una licencia de paternidad de 3 días. Estas licencias son de las más reducidas de América Latina.

Maternidad y Trabajo: ¿mundos opuestos o complementarios?

 

El embarazo y la maternidad representan un desafío enorme para cualquier mujer, pero el mismo podría duplicarse para quien además desea una carrera profesional.

 

Es que el trabajo de llevar adelante un embarazo y cuidar de los niños, por más gratificante que resulte, es arduo y requiere de colaboración constante de los allegados a esa madre. Cuando el entorno cultural, legal, económico, sentimental y social no acompañan la decisión de una mujer de asumir su maternidad y de trabajar, las dificultades crecen.

 

Muchas mujeres pueden sentir, de esta forma, que deben elegir entre sus logros profesionales y la maternidad. La razón es que los llamados “años fértiles” de la mujer, suelen coincidir con los años en los que se crece laboralmente. Es así como en algunos casos, el embarazo se posterga o la carrera se abandona.

 

Por eso, es importante saber que existen opciones para poder transitar por esos dos mundos sin que colapsen.

Tratamientos de Reproducción Asistida y la posibilidad de elegir

 

Cuando se desea transitar un embarazo, hay muchos factores a considerar. Entre ellos, la edad y la salud materna. Por eso, cuanto más espera una mujer para ser madre, mayores podrían ser los riesgos asociados a un embarazo buscado de forma natural.

 

Es que, a partir de los 32 años, y especialmente desde los 37, la calidad y cantidad de óvulos que tiene una mujer decrecen drásticamente[2]. Esto puede a veces incluso empeorar por otras afecciones que la aquejen, o por un estilo de vida poco saludable.

 

Es así como en estos casos, la mujer no tiene por qué tomar riesgos innecesarios, y puede optar cómo y cuándo ser madre. Esté o no en pareja, y aunque no tenga la “edad ideal”, la mujer puede desarrollarse profesionalmente y también, ser madre.

 

Algunos tratamientos que pueden contribuir a tener mayor libertad de elección a la hora cumplir con este anhelo, son:

 

–         Vitrificación de Ovocitos.

 

Esta técnica es útil en los casos de que la mujer necesite tiempo para elegir la maternidad, pero quiera preservar sus óvulos más jóvenes para cuando los precise. Se trata de la extracción de los mismos, previa estimulación folicular, y su preservación con sustancias crioprotectoras. De esta forma, puede utilizarlos en el futuro, mediante un tratamiento de Fecundación In Vitro (FIV).

 

–         Fecundación In Vitro (FIV).

 

Este procedimiento consiste en utilizar los óvulos extraídos y unirlos en laboratorio con un espermatozoide. Este último proviene de una muestra de semen, ya sea de la propia pareja o de un donante. Luego de la generación de embriones en laboratorio, se los observa por algunos días antes de transferirlos al útero materno.

 

–         FIV Genetic

 

Este servicio que brinda IVI Panamá, consiste en la unión del FIV Convencional y el análisis PGT-A (Testeo Genético Preimplantacional). Se trata de análisis genéticos que se combinan con la Fecundación In Vitro.

 

Los embriones se analizan en busca de problemas cromosómicos, para seleccionar a los más sanos antes de la transferencia. Esto puede ser aconsejable, sobre todo considerando que los riesgos de este tipo de problemas aumentarían con la edad materna[3].

Un evento para tener en el radar

Maternidad y empoderamiento

Para aquellas que busquen conocer más sobre la situación laboral de las mujeres en Panamá y oír historias inspiradoras sobre trabajo y maternidad, el 21 de abril habrá un evento online moderado por Dra. Mayka Morgan de IVI Panamá.

 

Las panelistas de este evento único serán:

 

–         Mercedes Valdés Salamín de Poveda

 

Es Fundadora de la Asociación de Endometriosis de Panamá (AENPA ), cuya misión es incentivar el apoyo a la comunidad de pacientes con endometriosis y a sus allegados. Pretende así concientizar y lograr la detección temprana de la enfermedad.

 

Mercedes hablará del éxito empresarial de las mujeres, así como de sus desafíos y avances por la equidad de género.

 

 

–         Sandra Chiam

 

Es especialista en publicidad y marketing, mamá, empresaria, y blogger de moda. Actualmente es la presidenta de la Asociación de Profesionales Chino Panameño.

 

Sandra hablará de dos temas importantes para las mujeres de hoy:

 

  1. Madre soltera por elección: rompiendo mis propios paradigmas en mi vida personal y laboral.
  2. La capacidad de hacer más: ser madre y profesional con liderazgo.

 

–         Ismenia Arteaga

 

Es especialista en marketing, ventas y marca personal, mamá y empresaria. Es venezolana, pero vivió en Panamá por 5 años. Hace poco se fue a vivir a España.

 

Creó su emprendimiento Isme Soy, donde habla sobre superación, emprendimiento, marca personal y crecimiento. Creó “Reinvención Femenina”, una comunidad para emprender sobre temas de belleza. Actualmente es embajadora digital de “AVON, empoderamiento de la Mujer”.

 

Ismenia hablará de:

 

  1. Disfrutar de la maternidad y los logros positivos del trabajo.
  2. Lograr una mayor corresponsabilidad en el hogar: palanca decisiva para ver a más mujeres disfrutando su maternidad y ocupando puestos de responsabilidad, dirigiendo compañías y haciendo historias de éxito.

 

 

 

 

[1] https://www.iniciativaparidadgeneropanama.net/diagnostico/

[2] https://www.healthline.com/health/womens-health/how-many-eggs-does-a-woman-have

[3] https://www.acog.org/womens-health/faqs/having-a-baby-after-age-35-how-aging-affects-fertility-and-pregnancy

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up