diciembre 20, 2018

Navidad y embarazo, alimentación durante las fiestas decembrinas

Navidad y embarazo

Navidad es época de amor y paz, y también es época de excesos al ingerir bebidas y alimentos.  Para las mujeres que están en estado de gravidez resulta algunas veces complicado saber cómo debe ser la alimentación durante estas fiestas decembrinas, ya que, si cuidar la alimentación durante el embarazo es vital, no descuidarla en esta época también lo es. Va a demandar mucha fuerza de voluntad, ya que la época está llena de cenas e invitaciones a eventos donde el menú navideño ofertado es sumamente tentador.

Desde la unidad de nutrición de IVI Panamá, la Dra. Osiris García de Julio les deja unos consejos a tener en cuenta para que puedan disfrutar en paz y tranquilidad las cenas celebradas en esta época. “Antes de todo, hay que recordar la premisa que durante el embarazo no debemos comer por dos” aclara la doctora. “Por otro lado, ante tanta variedad en los menús festivos, la embarazada debe tener claro qué alimentos se pueden comer, cuáles son preferibles evitar y cuáles definitivamente están prohibidos en Navidad” añade.

¡Llegó la esperada cena de Navidad! ¿Qué alimentos están permitidos durante el embarazo?

En Navidad y en cualquier época del año, las proteínas animales son de gran importancia, las proteínas son nutrientes que construyen y reparan el organismo. Es decir, su función principal es la de construir nuevas estructuras, así como la de reparar y mantener en buen estado las que se van deteriorando con el uso.  Las proteínas animales como las carnes, pescados y huevos, siempre bien cocidos son fundamentales para el correcto crecimiento del embrión.

Por su lado, el pavo es una buena elección para Navidad, es una carne muy rica en vitamina B que ayuda a mejorar el estado de ánimo durante el embarazo, contribuye, además, a la protección y el crecimiento del bebé.  Eso sí, siempre procurando que esté bien cocido.

Los frutos secos, como las nueces, avellanas y almendras son muy populares en esta época, y está bien ingerirlos en pequeñas cantidades diariamente, prefiriendo siempre los naturales sin sal ni azúcar añadidas. Son ricos en omega 3, ácidos grasos poliinsaturados que proporcionan una protección frente a las enfermedades cardiovasculares. Además, son fuente importante de minerales, como el calcio, esencial para la formación de los huesos y dientes del bebé, potasio, manganeso, magnesio, cobre, fósforo, selenio y zinc, importantes durante el embarazo.

¿Qué alimentos puedes consumir moderadamente en Navidad durante el embarazo?

El cerdo, es otro plato muy común en estas fechas, con alto valor proteico, y fuente de vitamina B, además de minerales como el fósforo, hierro y calcio. Sin embargo, al ser una carne grasa debes consumirla de manera muy moderada, ya que, durante la gestación, principalmente en el primer y el tercer trimestre, la digestión de la embarazada se vuelve más lenta y pesada.  Al igual que el pavo, debes asegurarte de que esté bien cocido.

Para estas fiestas de Navidad y Año Nuevo también se suelen servir pescados horneados. Puedes comerlos, pero siempre en su cantidad justa. Se aconseja evitar pescados grandes como el atún rojo, pez espada y el cazón, ya que contienen alta concentración de mercurio. Alternativas a estos pescados puede ser el salmón y pescados blancos.

Evita también las salsas o guisos muy grasosos, normalmente son difíciles de digerir en las mujeres embarazadas y pueden provocar una digestión aún más pesada.

Otra cosa que debes evitar en Navidad son las ensaladas o verduras crudas.  Si las vas a comer, asegúrate de que estén bien lavadas. Hay más riesgo de toxoplasmosis por frutas o verduras mal lavadas que por el jamón. Si vas a comer fuera de casa y desconoces como han sido manipuladas es recomendable mejor no comerlas. Las frutas debes lavarlas muy bien también antes de consumirlas.

Si te gustan los turrones, galletas danesas, panetones y dulces de frutas navideños puedes consumirlos, pero en cantidades reducidas.

Si quieres pasar una Feliz Navidad, debes evitar estos alimentos durante el embarazo

En fiestas de Navidad, realizadas principalmente en hoteles o salones, como las fiestas corporativas, se suelen ver muchos bocadillos como ceviches. ¡Cuidado! Recuerda que no debes comer los pescados y mariscos crudos para evitar una anisakiasis, una enfermedad parasitaria causada por una larva, llamada anisakis y que está presente generalmente en las tripas del pescado. Aunque no afecta de manera directa al feto, puede generar una infección en la mujer embarazada, y algunas veces provoca una reacción alérgica severa, afectando de manera indirecta al feto.

Los patés, embutidos y fiambres crudos también quedan prohibidos para evitar riesgo de contagio de toxoplasmosis.  Si te gustan los quesos, recuerda que no debes comer los blandos o los azules por riesgo de contener la bacteria llamada listeria.

La ingesta de mayonesa casera, o cremas y postres elaborados con huevo crudo también está prohibida. Así que presta mucha atención si vas a comer fuera de casa, a la ensalada de papa, por ejemplo. Si no estás segura de qué tipo de mayonesa contiene abstente de ingerirla y aléjate del ponche de huevo.

Además de los alimentos mencionados, la dra. García de Julio resalta que el consumo de alcohol y tabaco están prohibidísimos en Navidad y en etapa del embarazo.

“En conclusión, una embarazada puede disfrutar de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, de las comidas, de los amigos y de todas las celebraciones que se dan en diciembre, pero sin descuidar las pautas alimenticias indicadas, y manteniendo sobre todo un poco de sentido común. Casi todos los alimentos pueden ser ingeridos, y ante la duda es mejor evitarlo”, concluye la especialista García de Julio.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados
Volver arribaarrow_drop_up