agosto 2, 2019

Millennials y la era de la preservación de la fertilidad

Fertilidad y Generacion Y

Se ha vuelto un tema común en las pláticas cotidianas, escuchar sobre la fertilidad y lo que significa para los millennials. A menudo son acusados de ser la generación sin hijos.

Sin embargo, la fertilidad puede tornarse confusa cuando salen a la luz casos de amigos o familiares que tienen dificultades para lograr el embarazo, pero a la vez los medios, hacen un bombardeo con noticias de celebridades que se someten a tratamientos de reproducción asistida como Fecundación In Vitro (FIV) u Ovodonación.

¿Existe en verdad, una despreocupación de los millennials por la fertilidad? ¿Cuándo es demasiado temprano para preocuparse por uno mismo? ¿Cuándo empieza realmente el tiempo para tener tu primer bebé?  En este post trataremos compartir información importante sobre los millennials y la importancia de la preservación de la fertilidad.

La fertilidad no es una preocupación inmediata para la Generación Y

Es la generación que sucede directamente a la Generación X. Se considera como Millennials a los individuos que alcanzaron la edad adulta a finales del siglo XXI. Aunque varía de una fuente a otra, se refiere específicamente a los nacidos entre 1982 y 2004. (Generations: The History of America’s Future).

Por lo general, para un Millennial, casarse y tener hijos de inmediato, pertenece a otra generación, a una generación pasada. Trazan planes que no van más allá de tres años y no visualizan el embarazo como algo que entre en sus planes a corto plazo.

Se caracterizan por sus ganas de comerse al mundo, disfrutan de los viajes alrededor del mundo, viajan solos o en pareja, sin que nada ni nadie los moleste.  Se preocupan mucho por el éxito, desarrollar una carrera profesional que les permita llevar ese ritmo de vida aventurero. Pero esto no significa que no contemplen tener hijos en un futuro.

Millennials no parecen estar enterados que la fertilidad disminuye

Retrasar la edad en la que se va a tener un hijo implica reducir las posibilidades de que el embarazo se produzca de manera natural. La mayoría de los millennials no parecen saberlo y eso es preocupante.

A menudo, asumen que lograrán un embarazo y tener un bebé sano a los 30 o 40 años, cuando se sientan establecidos profesional y económicamente. Quizá no estén enterados que la fertilidad después de los 35 años disminuye drásticamente, y que tener un bebé de manera espontánea después de los 40 no es imposible, pero es muy poco probable.

Algunas mujeres de la generación Y, se han equivocado en cuanto al tiempo que toma quedar embarazada y sobre cómo disminuye la fertilidad a distintas edades. Puede llevar hasta un año para que una mujer de 30 o 40 años logre el embarazo y algunas necesitan un tratamiento de reproducción asistida para conseguir la gestación. Aunque no está definido por qué los millennials sobrestiman su fertilidad, bien podría deberse a que existe una confusión entre la salud en general y la fertilidad.

De hecho, un estudio llevado a cabo en el 2018, en la Universidad de Melbourne por la Dra. Eugine Prior, encontró que menos de la mitad de los estudiantes pudo elegir de manera certera, la edad en que la fertilidad en mujeres y hombres empieza disminuir de manera drástica.

La mayoría de los entrevistados mencionó que quieren convertirse en padres algún día, pero que hay mucho que lograr antes de tener hijos: carreras sólidas, estabilidad financiera y un matrimonio exitoso, todos clasificados como prioridades.

Tasa de fertilidad de la generación millennial

La tasa de fertilidad de los millennials es la más baja de la historia. Nunca ha habido una generación de personas que tuviese menos hijos estando en la década de los 30, y a la vez, es la generación con mujeres de más de treinta, que tienen más hijos.

La revista de medicina The Lancet, realizó un estudio en el que observó las tendencias de natalidad en todos los países desde 1950 hasta 2017.

La investigación señala que, en 1950, las mujeres tenían un promedio de 4,7 hijos. En el 2017, esa tasa de fecundidad (Total Fertility Rate), se redujo casi a la mitad: a 2,4 hijos por mujer.

Los países que resultaron tener las tasas de fecundidad más bajas fueron los más desarrollados económicamente. Esto incluye la mayor parte de los países de Europa, Estados Unidos, Corea del Sur y Australia.

Sin embargo, en América Latina por su parte, países como Cuba, Puerto Rico, Chile, Brasil y Costa Rica, lideran la caída de la tasa de fecundidad.

En Panamá, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) guarda en sus registros de Estadísticas Vitales, Volumen II: Nacimientos Vivos y Defunciones Fetales, que entre los años 1990 y 2017 la tasa de natalidad disminuyó en 18,6 por cada mil habitantes.

Aunque en Panamá no es una tendencia tan marcada, sí existe una disminución en la tasa de natalidad, que puede observarse a través de todas las generaciones hasta llegar a la millennial.

La fertilidad de los millennials y el embarazo después de los 35

En IVI Panamá, los especialistas han estado encontrando cada vez más pacientes que aparentemente desconocen los desafíos que plantea un embarazo por primera vez después de los 35 años. Aunque a veces no es solo la generación más joven la que no se da cuenta de los límites de la fertilidad.

“Es sorprendente cuando un paciente en el grupo de edad de 35 a 45 años se asombra al escuchar las dificultades que pueden encontrar para lograr un embarazo”, apunta el Dr. Saúl Barrera, director médico de IVI Panamá. “Además de la dificultad para concebir, también hay una mayor tasa de aborto involuntario, un mayor potencial de anomalías fetales y una mayor posibilidad de complicaciones médicas”, comentó el Dr. Barrera.

Preservando la fertilidad para la generación Y

Entonces, ¿Qué es lo que debe hacer una mujer millennial? ¿Tener hijos cuando es físicamente óptimo, aunque no esté lista, quiera centrarse en una carrera o no esté preparada financieramente? ¿Tal vez debería simplemente cruzar los dedos y esperar que sea uno de los casos excepcionales de mujeres mayores afortunadas que retienen la viabilidad genética y suficientes huevos sanos, al mismo tiempo que persiguen una carrera satisfactoria y después de encontrar al príncipe azul?

Afortunadamente, nada de esto es necesario gracias a la maravilla científica de la crio conservación. Una alternativa que debe ser considerada por cualquier mujer joven es la opción de congelar sus óvulos mientras son jóvenes y mantenerlos para el futuro.

La forma más exitosa de congelar óvulos hoy en día es mediante un proceso revolucionario llamado vitrificación. Una vez que los óvulos son vitrificados, es probable que sean viables durante décadas. Con la crio conservación, los óvulos se pueden congelar cuando la mujer aún es joven y tiene la menor posibilidad de problemas cromosómicos y sus óvulos vitrificados estarán disponibles para su uso cuando ella decida que es el momento adecuado.

Las congelaciones de óvulos pueden ser más valiosos que cualquier otra cosa en el mundo. Proporcionan una excelente opción reproductiva para las mujeres millennials que desean tener hijos en el futuro y, a veces, una red de seguridad que cambia la vida de las mujeres que deciden esto más adelante en la vida. Finalmente, las mujeres de la generación millennials tienen esa opción, ya sea que el príncipe azul haya aparecido o no.

Entonces, ¿Ya sabes qué es lo que tienes que hacer para vitrificar tus óvulos? ¿Tienes menos de 35 años? No te asustes, que el tiempo todavía está de tu lado. Si quieres saber si la congelación de óvulos es para ti, puedes solicitar información a través de la web https://ivi.com.pa/ser-madre/ o a través de la app de IVI que puedes descargar desde el playstore o appstore dónde además de solicitar información, podrás gestionar tu cita y ver tus resultados desde la comodidad de tu smartphone.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up