abril 19, 2022

Pastillas anticonceptivas, ¿afectan a la fertilidad?

Por el Comité editorial de Panamá

Dentro del universo femenino, uno de los mitos que más prevalece es el que afirma que las pastillas anticonceptivas afectan la fertilidad; es decir, que las mujeres que consumen este tipo de píldoras pueden ver afectada su capacidad de ser madres.

Lo primero que podemos decir desde IVI Panamá respecto a los efectos de las pastillas anticonceptivas es que no existe ninguna evidencia científica que respalde que los anticonceptivos disminuyen las posibilidades de embarazo.

No obstante, lo que sí puede ocurrir es que la píldora -o mejor dicho su ingesta- “enmascare” ciertos problemas hormonales que quedan sin atención, porque las pastillas ayudan a regularizar el ciclo, de modo que puede parecer que no hay ninguna patología que atender.

Por otro lado, la píldora anticonceptiva es un método para evitar el embarazo muy elegido por las mujeres jóvenes, razón por la cual muchas veces las consumidoras no contemplan que pasada cierta edad -técnicamente los 35 años- la reserva ovárica y la calidad de los óvulos van mermando.

Por eso, al decidir ser madres e interrumpir la ingesta, puede detectarse alguna patología que la mujer ya tenía, o bien que su fertilidad ha disminuido de forma natural. Es ahí donde se enfrentan con las complicaciones, y muchas caen en la creencia de que estas derivan de los anticonceptivos, cuando en realidad venían de antes.

Mitos y verdades sobre los anticonceptivos

Como decíamos al comienzo, existen muchos mitos y verdades sobre la pastilla anticonceptiva, que tienen que ver no sólo con la posibilidad de que genere infertilidad sino también con su eficacia y, por ejemplo, con los períodos de descanso.

Otro tema recurrente es el de los supuestos “efectos colaterales”, por ejemplo, el sobrepeso o los “beneficios extra”, entre los que se cuentan mejorar el acné y disminuir la cantidad de vello corporal.

Las pastillas anticonceptivas pueden ser de dos tipos. Las primeras están formadas por un gestágeno y un estrógeno, dos hormonas que son similares a las hormonas que elabora el ovario femenino; y las segundas sólo de gestágeno.

Las segundas son las que pueden ingerirse en período de lactancia -cuando la mujer acaba de ser madre y quiere prevenir la posibilidad de que se produzca un nuevo embarazo-, o bien cuando las mujeres tienen contraindicados los estrógenos.

En ambos casos se trata de pastillas de vía oral con un alto índice de seguridad -se estima en el 99%-, que actúan inhibiendo la ovulación, generando entonces que en los ciclos menstruales no se maduren óvulos. Además, espesan el moco del cuello uterino, dificultando la entrada de los espermatozoides.

Entre los beneficios que sí se relacionan con lo ginecológico, la ingesta de pastillas anticonceptivas ayuda:

  • A protegerse frente a ciertos cánceres como el de ovario y útero.
  • A disminuir la incidencia de la Enfermedad Pélvica Inflamatoria.
  • A regularizar los ciclos menstruales y a tener menos sangrado.
  • A disminuir el dolor provocado por los ciclos menstruales.
  • A prevenir la endometriosis y los embarazos ectópicos.

Anticonceptivos y embarazo

Un interrogante muy frecuente relacionado con los anticonceptivos es si hay que “descansar” un tiempo antes de buscar un embarazo (o sea, cortar la ingesta algunos meses antes de, efectivamente, empezar a buscar), así como también si una vez interrumpida el consumo de la pastilla habrá menstruación inmediatamente.

Respecto al primer punto, no es necesariamente así. Una mujer puede comenzar a buscar un hijo inmediatamente después de haber interrumpido la pastilla anticonceptiva; en cuanto al segundo punto, estudios recientes coincidieron, tras controlar las variables, en que no existe la llamada amenorrea -ausencia de períodos menstruales- post-píldora.

Por otro lado, al estudiar el retorno de la fertilidad tras suspender el uso de la píldora, los estudios coinciden en que, a pesar del leve retraso inicial en la concepción, este es temporal y limitado a los primeros meses.

También hay conclusiones respecto a que el retorno a la fertilidad no se ve afectado por el tiempo que una mujer utilizó la píldora o la edad a la que empezó.

Un poco de historia sobre la píldora

Por su fiabilidad, seguridad y fácil uso. Se estima que aproximadamente 65 millones de mujeres utilizan la pastilla anticonceptiva en todo el mundo.

Debido a su gran popularidad, desde su primera aparición en la década de 1960, no sólo se la ha estudiado muchísimo, sino que además ha habido una gran evolución en cuanto a las dosis hormonales, las formas de presentación y administración y su perfil de seguridad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en 2019 había 1900 millones de mujeres en edad reproductiva (entre 15 y 49 años) en el mundo, de las cuales 842 millones utilizan métodos anticonceptivos.

¿Qué tan efectiva es la pastilla del día después?

Este es el nombre que recibe la píldora anticonceptiva de emergencia, que puede tomarse hasta 5 días después de haber tenido relaciones sexuales.

Sin embargo, lo cierto es que aún 5 días después el chance de evitar un embarazo son relativamente altas (85%), lo más recomendable es que tomes la píldora lo antes posible pues esto mejora su efectividad.

En todo caso, ante cualquier duda, lo mejor es consultar al ginecólogo. Desde IVI Panamá estamos comprometidos con tu salud reproductiva y nos ponemos a tu disposición para responder tus inquietudes o acompañarte en el maravilloso proceso de ser madre.

Solicita información sin compromiso:

Los comentarios están cerrados.

Artículos destacados
Volver arribaarrow_drop_up