diciembre 20, 2019

Como hacer frente a las reuniones navideñas si se padece infertilidad

Por el Comité editorial de Panamá

Debido a las fiestas de fin de año, las reuniones navideñas, especialmente las familiares son inevitables, sin embargo, pueden ser emocionalmente difíciles cuando se está pasando por un problema de fertilidad.

Estas reuniones pueden recordarte que tu proyecto de agrandar la familia no ha salido como imaginaste. Ver a tus hermanos y primos con sus hijos puede recordarte lo que no tienes. Eso nunca es fácil.

Si te sientes estresada solo pensando en tu próxima reunión navideña, aquí hay algunos consejos para sobrevivir a estas fechas, que nos deja la Psicóloga Ana Cristina Angelkos, desde la Unidad de Apoyo Emocional.

No asistas a las reuniones navideñas si estás enfrentando a la infertilidad

Probablemente pienses que es el consejo más negativo para iniciar, pero es importante. Cuando se trata de los amigos y principalmente la familia, decir no puede sentirse una meta imposible de alcanzar. Si no vas a la reunión navideña, tus padres, familiares o amigos, pueden protestar e incluso reclamártelo.

Sin embargo, no pueden obligarte a ir. Debes hacer lo que sea mejor para ti. Tal vez has tenido un año realmente difícil y estar cerca de bebés y niños es lo último que necesitas para tu salud mental. Tal vez esto signifique saltarse una que otra reunión familiar en la casa de tus padres este año.

Por el contrario, puedes organizar tu propia reunión en casa, con algunos amigos y parejas sin hijos o incluso irte de vacaciones y pasarlos con tu pareja en una escapada de fin de año.

Tu familia puede enojarse, pero eventualmente lo superarán. Lo más importante es que a la larga, tu estarás más tranquila.

Si padeces infertilidad, otra opción para las reuniones navideñas es: llega tarde, vete temprano

Un poco de compromiso, otra opción es llegar tarde a la reunión navideña y luego irte temprano. Si realmente no puedes decir que no, o tal vez no quieres decir que no, pero tampoco quieres estar allí por mucho tiempo, puedes limitarlo.

Llegar tarde y salir temprano también puede permitirte planear otras cosas ese mismo día: tal vez una cena a solas con tu pareja, o desconectarse después de la reunión, en casa con palomitas de maíz y una maratón de películas. Lo que te haga sentir mejor.

Es posible que tengas que inventar (o crear) excusas de por qué no puedes quedarte mucho tiempo. No tengas miedo de programar algo a propósito (para que tengas una excusa externa) o simplemente miente y di que tienes otro compromiso. Si eres franca y excelente para establecer límites, continúa y di la verdad: las reuniones navideñas son abrumadoras y debes limitar tu tiempo allí. ¡La honestidad también es una opción!

Infertilidad y reuniones navideñas, aloja a la familia en casa

Organizar la reunión navideña familiar puede resultar estresante. Sin embargo, también pone el control en tus manos. Ahora, es tu casa, tu horario y tus reglas.

Organizar la fiesta también te mantendrá ocupada, lo que puede ayudarte a evitar situaciones difíciles. Si te encuentras en una conversación incómoda, siempre puedes cambiar el tema pidiendo ayuda para poner la mesa, o alguna otra cosa que haga falta.

¿Otra ventaja de ser anfitriona? Ayuda a recordarles que ya son una familia y tienen derecho a acoger a todos, tanto como a aquellos que tienen hijos. No es raro que las parejas sin hijos se sientan como si aún no fueran familias «auténticas». Pero esto no es verdad. Son una familia, como lo son ahora.

Si afrontas la infertilidad, no es obligación abrazar a los bebés en las reuniones navideñas

Estar cerca de niños puede ser difícil cuando estás tratando de quedar embarazada. A veces, especialmente si tus brazos están vacíos, los miembros de la familia pueden dejar caer a un bebé en tu regazo mientras se ocupan de otros asuntos.

Para algunos, sostener bebés les recuerda lo que no tienen. No tengas miedo de decir que no.

Puedes pasar rápidamente al bebé a otro par de brazos vacíos, mantenerse ocupada o simplemente ser honesto y decirle a tu familiar que cargar a los bebés es demasiado doloroso para ti en este momento. (Sin embargo, ten cuidado al compartir lo doloroso que es sostener a un bebé. Depende de cuán comprensiva sea su familia).

Alternativamente, en las reuniones navideñas absorbe el amor del bebé a pesar de tu infertilidad

Por otro lado, no todas las mujeres con infertilidad luchan para sostener bebés. Tal vez te encanta sostener a los bebés de otras personas. Quizás es así como obtienes tu dosis de «amor de bebé».

Si esto suena como su estilo, aproveche la abundancia de niños en la cena navideña. Adelante, vive vicariamente a través de los demás. Tómese el tiempo para bajar al piso y jugar con sus sobrinas, sobrinos y primos. Voluntario para sacar los gases al bebé o cambiar un pañal.

Considere si decirle a su familia o no sobre su infertilidad en las reuniones navideñas

Esto trae a colación otro tema difícil: ¿deberías decirle a tu familia sobre su infertilidad?  Hay ventajas de que tu infertilidad salga a la luz. Por un lado, miembros de la familia y amigos pueden ofrecerte apoyo.

Si decides decírselo a su familia, puede pensarlo dos veces antes de hacerlo en una cena festiva. Por un lado, tienes a todos juntos, lo que puede facilitarlo. Por otro lado, si no quieres que sea el tema de la noche, querrás mencionarlo al final o trabajar duro para establecer desde el principio que se los estás anunciando, pero realmente no quieres hablar de ello ahora.

No tengas miedo de cortar conversaciones incómodas

Las conversaciones incómodas son casi una tradición para las cenas familiares. Es posible que te conviertas en la víctima objetivo de consejos no deseados. Es común cualquier cosa, desde consejos de «dieta de fertilidad» hasta por qué no debes «esperar más» para tener hijos.

Además, las conversaciones que se centran en los aspectos negativos del embarazo o la crianza pueden ser realmente molestas. Escuchar a tu hermana quejarse acerca de sus náuseas matutinas puede ser insoportable cuando das cualquier cosa por estar embarazada y vomitar.

Si se encuentra en medio de una conversación incómoda, no temas cambiar el tópico. Si eso no funciona, sé directa, puedes decir que realmente no quieres hablar de eso ahora. Todo sale mejor si lo haces con una sonrisa y sin ninguna culpa.

Infertilidad y los anuncios de embarazo en las fiestas navideñas

Las reuniones navideñas, sobre todo las familiares son el lugar más popular para anuncios de embarazo, ya sea directo (literalmente anunciando el embarazo) o indirecto (entrando a la casa con ropa de maternidad y una gran barriga). No es fácil hacer frente a los anuncios de embarazo cuando intentas quedar embarazada.

Incluso si estás feliz por tu amiga o familiar, puede doler. Un anuncio inesperado de embarazo puede hacer que ofrezcas felicitaciones forzadas y que luches contra el impulso de llorar. No te sientas culpable por tus sentimientos de tristeza, pero prepárate para la posibilidad.

Esconderse en el baño por unos minutos en la reunión navideña si padeces infertilidad

Si has tenido suficiente, o simplemente necesitas un lugar para llorar o respirar, considera esconderte en el baño por unos minutos. Nadie sabe por qué estás allí, y la puerta se cierra, por lo que es un lugar perfecto.

Puedes dejar correr el agua en el fregadero si no quieres que nadie te escuche llorar. (¡Aunque si tu familia es naturalmente ruidosa, esto no será un problema!)

A veces, simplemente no puedes contener las lágrimas. Así que déjalo ir. Llora bien, lávate la cara y luego vuelve a salir.

Planifique su tiempo de recuperación posterior al evento

Si usted ya sabe que asistir a una reunión navideña familiar, va a ser un evento cargado de emociones, es conveniente crear un plan de cómo harás frente al evento antes y después. Es mucho más fácil llevar a cabo prácticas de auto cuidado si las has incluido en tu agenda.

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up