junio 9, 2021

Qué es la infertilidad secundaria y a qué mujeres afecta

infertilidad secundaria

Por el Comité editorial de Panamá

Al toparse con la palabra “infertilidad”, puede que muchas personas lo relacionen con la imposibilidad total de concebir de forma natural. Sin embargo, no siempre tiene que ver estrictamente con esto. En muchas ocasiones, parejas que ya tuvieron un hijo o varios, no pueden lograrlo nuevamente sin ayuda. A este tipo de infertilidad se le llama infertilidad secundaria[1].

 

Se da, entonces, en los casos en que una pareja logra un embarazo de forma natural y lo lleva a término, pero no puede embarazarse nuevamente. Y aunque sufrir de infertilidad secundaria puede resultar estresante para las parejas, hay formas para intentar solucionarla.

Algunas causas posibles

No hay una causa única para todos los tipos de infertilidad. Algunas veces el problema radica en el hombre y otras en la mujer. En algunos casos existen problemas de salud subyacentes y en otros puede no haber una causa aparente. Pero hay ciertos factores que pueden influir en ello, como[2]:

 

  • Edad materna avanzada (más de 35 años).
  • Reserva ovárica reducida.
  • Edad paterna avanzada[3].
  • Bajo recuento o calidad de espermatozoides.
  • Trompas de falopio dañadas.
  • Endometriosis.
  • Tejido cicatricial de una cesárea anterior.
  • Afecciones uterinas.
  • Síndrome de Ovarios Poliquísticos.
  • Excesivo aumento de peso tanto en hombres como en mujeres.
  • Factores de estilo de vida, como fumar y beber alcohol.
  • Algunos medicamentos.

 

Lo importante es que luego de 12 meses de probar quedar embarazada o de 6 meses para las mujeres mayores de 35 años, se haga una consulta con un especialista. De esta forma, las chances de lograr una gestación saludable se elevan.

 

Y aunque existen muchas razones por las que una pareja puede experimentar infertilidad secundaria, la edad materna suele ser la más frecuente.

¿Cómo se trata la infertilidad secundaria?

 

Al igual que se trata la infertilidad primaria. Existen varios tratamientos que pueden realizarse para lograr un embarazo, tales como:

 

 

Como dijimos, la infertilidad secundaria muchas veces puede atribuirse a una disminución en la movilidad y cantidad de espermatozoides (algunas veces debido a la edad del padre). Asimismo, se puede dar por una reserva ovárica baja. En ambos casos, la Inseminación Artificial puede ser una buena opción.

 

Luego de seleccionar la mejor muestra de semen y realizar una estimulación ovárica para asegurar la ovulación, se introduce aquella mediante una cánula en el útero materno. De esta manera se acorta la distancia que separa al óvulo del espermatozoide, aumentando las posibilidades de lograr un embarazo.

 

 

La edad materna avanzada, algunas enfermedades como la endometriosis y factores de estilo de vida pueden causar que una mujer que tuvo un hijo alguna vez, no pueda tenerlo una segunda o tercera vez. La ventaja de recurrir a la Fecundación In Vitro es que se realiza un acompañamiento desde el inicio y hasta el final del proceso.

 

Mediante estimulación ovárica hormonal se induce la formación de folículos para obtener la mayor cantidad posible de óvulos. Por otro lado, se toma una muestra de semen de la pareja (o donante, en los casos en que se requiera), y se busca que los embriones se formen en el laboratorio.

 

Luego de observarlos por unos días, se procede a analizar a los más saludables y a realizarles los estudios genéticos que se requieran. Posteriormente se implantan en el útero materno. La ventaja es que se monitorean todos los aspectos del proceso hasta la implantación del embrión, aumentando las posibilidades de lograr un embarazo saludable.

 

Infertilidad secundaria: ¿se puede prevenir?

 

Puede ocurrir que una pareja que ha tenido hijos, quiera esperar a tener un segundo. Las razones van desde tratamientos impostergables de salud que pueden dañar la reserva ovárica, hasta motivos económicos. Algunas parejas quieren esperar incluso a que su primer hijo o sus hijos anteriores crezcan antes de intentar tener otro. Pero a veces, pasa demasiado tiempo y el segundo embarazo no se logra.

 

Y aunque la infertilidad secundaria puede ser tan arbitraria como la primaria, en muchos casos estaría directamente relacionada con el paso del tiempo o la edad de la madre. Para prevenirlo, se puede recurrir a la Vitrificación de Ovocitos. Este tratamiento requiere de una estimulación ovárica con hormonas para lograr generar folículos y, por ende, varios óvulos para preservar.

 

El proceso de conservación se realiza mediante sustancias crioprotectoras con las que se recubren los óvulos, y la posterior inmersión de los mismos en nitrógeno líquido a 196ºC. De esta manera pueden conservarse por años en perfectas condiciones y ser usados cuando la pareja esté lista.

Cuando la infertilidad secundaria causa ansiedad

 

El período de búsqueda del embarazo puede darse sin problemas en muchas parejas. Pero, en aquellas que tardan más de lo esperado, puede generarles demasiada ansiedad, e incluso depresión[4]. Y, para quienes sufren de infertilidad secundaria, la sensación de malestar puede ser aún mayor.

 

La razón es que alguna vez pudieron lograr un embarazo sin problemas y no comprenden por qué no lo logran una segunda. Además, suelen recibir presión por parte de familiares y amigos, quienes pueden asumir que como ya tuvieron un hijo, podrían tener otro. Por otra parte, estas parejas pueden sentir frustración al intentar una y otra vez y aun así, no ver el esperado test positivo.

 

Por eso es importante que todas las parejas que sufren cualquier tipo de infertilidad estén acompañadas y asistidas por psicólogos especializados. Y que, ante cualquier duda, no tarden demasiado en hacer una consulta con un médico y una clínica de fertilidad. Actuar rápido podría hacer la diferencia en un tratamiento y mejorar los resultados.

[1]https://www.who.int/teams/sexual-and-reproductive-health-and-research/areas-of-work/fertility-care/infertility-definitions-and-terminology

[2]https://www.pennmedicine.org/for-patients-and-visitors/find-a-program-or-service/penn-fertility-care/secondary-infertility

[3] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4132591/

[4] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4009564/#:~:text=While%20the%20infertility%20is%20not,life%20(7%2D12).

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up