septiembre 18, 2020

¿Hay diferencia entre esterilidad e infertilidad?

Esterilidad vs fertilidad

Por el Comité editorial de Panamá

La incapacidad para tener hijos es una de las circunstancias más álgidas que viven cerca de 70 millones de parejas en el mundo. Desde el año 2009, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a la esterilidad como una enfermedad del sistema reproductivo. Sin embargo, existe una delgada línea que sostiene un debate sobre el significado de estos dos términos: la esterilidad y la infertilidad, ¿significan lo mismo? A simple vista, ambos hacen referencia a la no consecución de un embarazo. Pero cada término obedece a aspectos diferentes.

Por un lado, viene bien explicar, ¿qué es esterilidad? Se entiende como la incapacidad, tanto de la mujer como del hombre, para concebir un embarazo, debido a que no se produce la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide. A su vez, la esterilidad se clasifica en: esterilidad primaria; en este caso la pareja no logra la concepción luego de tener 1 año de relaciones sexuales sin tener en cuenta la protección anticonceptiva. Mientras que la esterilidad secundaria; se refiere a que después del primer embarazo, una segunda gestación no se concreta después de tener 2 años consecutivos intentándolo.

En este sentido, la infertilidad apunta hacia otro enfoque. En palabras más concretas, es la incapacidad de tener un bebé recién nacido debido a que existe un problema en el desarrollo de la gestación.  Y evidentemente, no llega a buen término. En este punto, vale aclarar que la fecundación si se produjo, pero no se dio la implantación del embrión, ocasionando un aborto.

Es decir, la infertilidad primaria se identifica por la no concepción de un hijo y la presencia de las alteraciones en el aparato reproductivo. En tanto, la infertilidad secundaria se demuestra cuando una mujer que ya es mamá no logra quedar embarazada nuevamente por tener problemas reproductivos.

Otros datos sobre la infertilidad

  • Infertilidad no explicada: Este tipo de anomalías no se puede detectar ni en el hombre ni en la mujer pese a los métodos diagnósticos.
  • Infertilidad idiopática: En estos casos se produce una alteración en cualquier nivel, sin embargo, se desconoce su etiología.

En un artículo publicado en la revista científica Elsevier, se estima que el 40% de los casos de esterilidad obedecen al factor masculino. Esto se debe a las alteraciones en los testículos al igual que a la obstrucción de los conductos, a las patologías en la próstata y a los problemas en la eyaculación, erección o en el mismo semen.

Siguiendo este orden, dicho reporte también expresa que el otro 40% responde a las causas femeninas como a la endometriosis, a las obstrucciones en las Trompas de Falopio, anomalías en la cavidad uterina y también a los problemas en la ovulación. Y el 20% restante se debe a una combinación de las posibles causas entre las masculinas y las femeninas.

¿Cuáles son las causas de la esterilidad en la pareja?

Causas de la esterilidad femenina

Endocrino

Está relacionado con problemas hormonales que afectan el ciclo menstrual y también el de ovulación. Esto puede desencadenar otras variaciones en la calidad de los óvulos, en un fallo ovárico, en la amenorrea y también en la anovulación.

Tubárico

Las alteraciones de este tipo más comunes se manifiestan en las Trompas de Falopio, la endometriosis o en la salpingitis.

Uterino

El trayecto del espermatozoide hasta el óvulo puede verse interrumpido debido a las malformaciones, los miomas, la sinequias, la endometritis y los pólipos.

Cervical

Si existen anomalías en el cuello del útero, esto puede interferir en el ascenso del espermatozoide, lo que evidentemente afecta la fecundación.

 

Causas de la esterilidad masculina

Postesticular

Esta condición se caracteriza por presentar obstrucción de los conductos deferentes. Otras de las alteraciones más comunes son las infecciones seminales, la impotencia sexual aunada a la eyaculación retrógrada.

Espermático

Esta es una de las causas que se relaciona con la baja calidad de los espermatozoides y la imposibilidad de lograr un embarazo de forma natural.

Testicular

Aquí influyen las patologías como la orquitis, el hidrocele, la criptorquidia, los traumatismos o el varicocele.

Endocrino

La capacidad del hombre para fecundar puede verse afectada por esta patología, pues las hormonas que regulan la espermatogénesis no realizan de manera adecuada su función.

¿Y qué hay de la infertilidad?

Para darle continuidad a esta temática, vale subrayar que, si una pareja manifiesta problemas de infertilidad, lo primero es evitar a toda costa los cuadros de estrés, ansiedad, preocupación o culpabilidad.  No en vano, los estudios señalan que tanto la futura madre como el padre pueden padecer algunas patologías que dan lugar a la incapacidad de procrear.

Para saber cómo atender este caso, es importante conocer el por qué se produce la infertilidad. Como ya se sabe, la infertilidad se origina cuando el óvulo y el espermatozoide se fusionan entre sí, pero no se concreta el embarazo por los siguientes motivos:

Fallo de la implantación

A esta condición se le conoce como una alteración en el embarazo que dificulta la implantación del embrión en el endometrio uterino, lo que repercute en la no concepción.

Aborto

En este punto, y cuando la gestación está avanzada, el desarrollo embrionario de detiene lo que da lugar al aborto.

 

La reproducción asistida: un “salvavidas” para las parejas infértiles

El tiempo promedio que una pareja requiere para intentar quedar embarazada antes de ver a un profesional es de 6 meses, si son mayores de 35 años, aunque esto dependerá de las condiciones genéticas de cada paciente. Sin embargo, las parejas menores de 35 años pueden esperar más tiempo, hasta 1 año antes de acudir a un especialista

Ahora bien, si al cabo de este tiempo no sucede la concepción, es oportuno acudir a un centro especializado de infertilidad, donde después de una primera cita y según cada caso, le pedirán que se realice algunas pruebas diagnósticas como: el estudio hormonal basal, la ecografía y la histerosalpingografía. Mientras que, en el caso del hombre, se debe evaluar la calidad del semen mediante un seminograma o espermiograma.

Desde IVI Panamá sabemos que los tratamientos de Reproducción Asistida para hacerle frente a los problemas de infertilidad y esterilidad son eficaces. De hecho, lo avalan los números: la Sociedad Española de Fertilidad citó que “un estudio danés registró que el 69,4% de las parejas tratadas consigue concebir -al menos- un hijo en un periodo de 5 años. A su vez, el 6,6% de las parejas sin tratamiento logran un embarazo”.

Asimismo, la Sociedad Española de Fertilidad también determina que muchos pacientes abandonan el tratamiento de fertilidad a causa del estrés emocional. Para efectos, en IVI Panamá contamos con una Unidad de Apoyo Psicológico con profesionales capacitados para orientar a los futuros padres en este proceso de traer al mundo a un bebé sano; pese a todo lo que implica, queremos apoyarte en este camino para tener los resultados esperados.

 

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up