diciembre 4, 2020

La reserva ovárica y cómo afecta la búsqueda de la maternidad

La reserva ovárica y su relación con la maternidad.

Por el Comité editorial de Panamá

La mujer es el símbolo universal de la procreación y de la entrega constante al núcleo familiar. Cada una tiene la oportunidad de dar vida; de ser protagonista de los cambios y emociones que esto implica; llegando a la maternidad de forma natural o incluso, mediante técnicas de la reproducción asistida. Este 8 de diciembre se celebra el Día de la Madre en Panamá, y desde la clínica IVI Panamá queremos honrar a esas figuras femeninas determinadas y valientes que ahora transitan nuevos caminos para cumplir su deseo de tener un bebé bajo los nuevos modelos de familia: tradicional, monoparental o igualitaria. A ustedes, ¡felicidades!

Es de saber que muchas mujeres panameñas celebrarán este día de las madres con algunas inquietudes sobre la valoración de la fertilidad, por ejemplo. Lo primero, es conocer en detalle todo lo inherente a la reserva ovárica. En otras palabras, consiste en saber cuál es la cantidad exacta de ovocitos en los ovarios de una mujer. Sin embargo, es oportuno aclarar que, a mayor edad, disminuye la reserva ovárica, así como la calidad ovocitaria.

Entonces, ¿qué es la reserva ovárica?

Al hablar de la cantidad y calidad de los óvulos que tiene una mujer, se hace referencia a su capacidad de reserva ovárica. Vale destacar que la cantidad de ovocitos que produce el cuerpo femenino es infinita, si se compara con el número de esperma en los varones. A su vez, es importante explicar que algunas mujeres pueden presentar una reserva ovárica baja que se relaciona a su baja cantidad y calidad de dichos ovocitos.

En tanto, también se dan otros casos de fallo ovárico precoz o menopausia temprana que se asocian a una reserva ovárica baja. Claramente, estos escenarios comprometen la fertilidad de forma natural, por lo que una de las alternativas más viables para lograr un embarazo es acudir a un especialista en reproducción asistida. Otro punto a destacar es que no se conoce un factor en concreto que haga que la reserva ovárica sea baja; así que puede deberse a problemas genéticos, a una enfermedad autoinmune hasta una infección sin olvidar el factor de la edad.

En IVI Panamá, comprometidos con el nacimiento de nuevas vidas, ponemos a disposición varios tratamientos de reproducción asistida como lo son la Fecundación in Vitro (FIV) y la Inseminación Artificial. Aunado a esto, también se puede recurrir a la Ovodonación si el caso de la paciente así lo amerita. Queremos resaltar que, en los últimos 5 años, el 11% de nuestras pacientes han recurrido a la ovodonación. Se caracteriza por ser un proceso en donde la futura madre opta por los óvulos de una donante para buscar el embarazo.

¿Cómo se conoce la reserva ovárica?

Tal y como auguran los expertos en medicina reproductiva, los ovarios tienen la misión biológica de escoger el óvulo adecuado para empezar el proceso de fecundación. No obstante, esta función merma a partir de los 35 años y llega a un punto más álgido a los 37 años. Con el propósito de orientar a las pacientes sobre este proceso de fertilidad, las clínicas IVI ofrecemos algunas pruebas que determinan la reserva ovárica:

  • El estudio hormonal basal que consiste en un estudio de la sangre y, posteriormente, da una medición de las hormonas:

 

  • FSH (hormona foliculoestimulante): Tiene que ver con la producción de folículos del ovario, lo que regula el ciclo menstrual, adicional a la producción de óvulos.

 

  • LH (hormona luteinizante): Hace posible la valoración de la ovulación o si la mujer está en la menopausia.

 

  • AMH (hormona Antimulleriana): En estas pruebas de esterilidad, se hace un análisis exhaustivo de la concentración de la antimulleriana. Vale destacar que consta de un importante valor predictivo en los tratamientos de fertilidad, puesto que determinará cuál podría ser la respuesta del ovario.

En líneas generales, viene bien remarcar que la hormona antimülleriana (AMH), trabaja como una especie de reloj biológico que produce el organismo tanto femenino como masculino. Además, gracias a una medición de la concentración de la glucoproteína en la sangre, se puede conocer el índice de fertilidad de una mujer, así como la capacidad fértil de un hombre.

Preserva de la fertilidad, maternidad a futuro

En la sociedad actual se respira un radical cambio de paradigma que va inmerso en la construcción de nuevos modelos de familia. Además, también se da lugar a otras decisiones que tome la mujer en relación a su fertilidad; bien sea ser madre o a postergar el deseo de la maternidad. Aunque al principio la preserva de la fertilidad comenzó a desarrollarse a raíz de que algunos tratamientos empleados para combatir el cáncer, como la quimio y la radioterapia producían esterilidad como efecto secundario, en la actualidad también es indicado por razones sociales.

Pero, ¿cuál es la finalidad de este procedimiento? Las llamadas técnicas de preservación de la fertilidad son aquellas que brindan la posibilidad de postergar la maternidad en distintos escenarios. Bien sea por motivos de salud o sociales. Dicho método consiste en congelar los óvulos a -196º para que se conserven hasta que la mujer quiera utilizarlos.

¿Búsqueda de la maternidad después de los 40 años?

Una de las preocupaciones más frecuentes en la mujer es si puede quedar embarazada después de los 40 años. Si bien al inicio de este artículo se dijo que conforme avanza la edad, se hace cuesta arriba lograr una gestación por la disminución de la reserva ovárica, existe el tratamiento FIV GENETIC. Consiste en la unión de la Fecundación In Vitro (FIV) y el Test Genético Preimplantacional para Aneuploidías (PGT-A por sus siglas en inglés). El fin del PGT-A es poder analizar los embriones en el laboratorio, para detectar anomalías cromosómicas antes de ser transferidos al útero materno.

“Esto lo que implica es que van tener la oportunidad de conseguir un embarazo con más celeridad que si estuvieran haciendo transfer, muchas veces de embriones anómalos que no van a implantar. Por tanto vamos a tener una tasa e embarazo más alta, vamos a disminuir el tiempo para lograr el embarazo y también disminuimos el estrés emocional que con frecuencia puede producir el tener una beta negativa” comenta el Dr. Saúl Barrera, director de IVI Panamá.

Dentro de las recomendaciones que impulsamos desde IVI Panamá para cuidar la fertilidad destacan las siguientes:

  • Los buenos hábitos alimenticios deben incorporarse desde una edad temprana para gozar de una buena salud. No obstante, al momento de buscar un embarazo deben ajustarse un poco más: se deben evitar las carnes rojas crudas, los alimentos altos en grasa, así como las bebidas alcohólicas.
  • La práctica de ejercicios moderados como una caminata también favorece a la actividad hormonal, al igual que eleva la posibilidad de conseguir el embarazo mediante la reproducción asistida.

En las clínicas IVI sabemos que la medicina reproductiva avanza a pasos agigantados, por lo que siempre estamos a la vanguardia para contar con los mejores procedimientos médicos que te ayudarán a lograr la maternidad que tanto anhelas. ¡Estamos para ayudarte!

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados
Volver arribaarrow_drop_up