diciembre 5, 2019

Atención Preconcepcional: Preparándote para ser madre

¿Te sientes lista para iniciar la aventura de ser madre y comenzar una familia? Lo primordial que debes tener en cuenta es programar una visita con un ginecólogo antes de comenzar a tratar de concebir, es decir buscar atención preconcepcional.

En Panamá, la tendencia aún sigue siendo los embarazos sin planificación o involuntarios, es decir, tu bebé comienza a desarrollarse incluso antes de saber que estás embarazada.

Por ende, una visita para planificar la concepción de un bebé, es una de las cosas más importantes y conscientes que puede hacer para su futuro hijo.

La cita preconcepcional, es una oportunidad para que tu y tu pareja mejoren su salud antes de comenzar a tratar de tener un bebé. Un médico especialista, puede orientarte a evaluar tu estado de salud y físico, además de analizar tu estilo de vida, para identificar áreas que desee o deban mejorar.

Es el momento en que las pacientes pueden sentarse con sus profesionales para analizar factores clave que garanticen un inicio saludable del embarazo.

¿Cómo prepararte para la cita preconcepcional?

Una cita previa a la concepción abarca un análisis por parte del médico y deberás ir preparada con información precisa. Te recomendamos, tener claro los puntos que detallamos a continuación.

Historia clínica

El especialista querrá repasar todos los aspectos de tu historia clínica. Para facilitar el proceso, tome una lista que contenga un historial familiar completo. Es momento de llamar a algunos familiares para preguntar sobre posibles problemas genéticos o enfermedades hereditarias, si tienes dudas al respecto.

También debes tener una lista de todos los medicamentos, vitaminas, minerales, incluso, medicamentos alternativos o hierbas, que estés tomando.  Además de los registros que puedas tener de visitas médicas anteriores. Si es posible, lleva contigo, tu tarjeta de vacunación y análisis de sangre recientes si los tienes. Y no olvides llevar a tu pareja contigo, junto con su historial médico familiar.

Historia ginecológica

Adicional de tu historial clínico, debes estar preparada para responder preguntas sobre embarazos previos de alto riesgo (partos prematuros, preeclampsia, diabetes, etc.), abortos espontáneos, abortos y otros problemas ginecológicos, como el Síndrome de Ovarios Poliquísticos. Ten en mente la fecha de tu última regla. Se completamente honesta y directa sobre tu salud, de este modo garantizarás que tu médico, te ofrezca los mejores consejos y orientación.

Estilo de vida

El especialista indagará a fondo sobre tus hábitos cotidianos. Querrá saber acerca de cualquier hábito nocivo para la salud, que pueda afectar a los bebés en desarrollo, como fumar y/o beber. De este modo, el especialista podrá recomendarte el método más efectivo que te ayude a dejar de fumar o corregir el problema antes de quedar embarazada.

También es importante asegurarse de que una mujer esté cerca de su peso corporeo ideal. Si no lo está, es importante hablar sobre los riesgos de tener sobrepeso o tener infrapeso, es decir, un peso extremadamente bajo.

Investigará también acerca de otros aspectos, tal como tu vida en el hogar, la salud de otros hijos, en el caso de que los tuvieras; te consultará sobre tu mascota; y uso de pesticidas. También lo relacionado a tu vida laboral, para controlar cualquier posible exposición peligrosa, como rayos X y estar sentado, de pie o levantando objetos por un tiempo prolongado.

Batería diagnóstica

Tu médico registrará elementos básicos, como tu altura, peso y presión arterial, pero una visita pre-concepcional generalmente no incluye un examen. Si tienes los resultados de tu último examen de Papanicolaou, es mejor que los tengas a mano.

De este modo, el especialista podrá corroborar que no tienes problemas actuales o anteriores que justifiquen volverte a practicar el examen, como antecedentes de fibromas o endometriosis. También necesitará análisis de orina y sangre. Los análisis de sangre verifican la varicela, la rubéola (a menudo estamos vacunados de niños contra el sarampión, las paperas y la rubéola, pero con el tiempo, nuestra inmunidad puede disminuir), el tipo de sangre y el factor Rh y, a veces, vitamina D y las hormonas tiroideas. Es una buena idea que tu pareja se haga un análisis de sangre para confirmar su tipo de sangre.

Planificación del bebé

Aunque conoces los conceptos básicos, es probable que te encuentres envuelta en un mar de dudas y que probablemente tengas muchas preguntas acerca de concebir y cómo conseguirlo con éxito.

Asegúrate de ir a tu visita con una lista de preguntas que quieras hacer, sin importar cuán íntimas o tontas creas que sean. Es probable que tu médico las haya escuchado antes. Es posible que desees analizar ¿cómo y cuándo detener el control de los anticonceptivos, en caso de estar tomándolos?, ¿cuándo comenzar a intentarlo? ¿Y en qué momento del ciclo se es más fértil? El especialista podrá ofrecerte consejos para encaminarte en la vía hacia la maternidad.

Nuevos hábitos

Puedes estar segura de que te irás de la cita preconcepcional con tareas para iniciar, modificar o mantener un estilo de vida más saludable. Se recomienda hacer ejercicio de rutina antes y durante el embarazo. Sin embargo, es importante no abusar de la rutina ni de la intensidad de los ejercicios.

Vitaminas y minerales

Finalmente, en la cita preconcepcional, te recomendarán una vitamina prenatal antes de concebir, es un primer paso vital. La mayoría de las mujeres no saben que están embarazadas hasta que ya ha pasado un mes, es decir, pasadas cuatro semanas. Ese el momento en que la mayoría de las pruebas de embarazo de orina sin receta pueden detectar las hormonas del embarazo.

En ese momento, la columna vertebral y el cráneo del bebé ya se han cerrado, y no tener suficiente ácido fólico en su dieta puede provocar defectos en este proceso. Además, la mayoría de los órganos del bebé ya están en pleno desarrollo.

El hombre en la cita preconcepcional

Los hombres también juegan un papel igualmente importante para planificar el embarazo. Por lo tanto, la evaluación de ambas partes es necesaria. Cuando se exponen a ciertas sustancias nocivas, como el alcohol y la nicotina,  los hombres pueden enfrentar problemas de fertilidad.

La exposición a estas sustancias puede elevar el riesgo de defectos de nacimiento en el futuro bebé. Por lo tanto, el desarrollo responsable de la paternidad es tan importante como la maternidad para que tenga lugar una concepción óptima.

En comparación con las mujeres, los hombres tienen un menor conocimiento de la salud reproductiva y los pasos esenciales que deben tener en cuenta al planificar una familia. La participación proactiva de los hombres es esencial para mejorar las posibilidades de concebir. Y, la cita preconcepcional ayuda a hombres y mujeres a la hora de planificar una familia.

El objetivo de la atención previa a la concepción es crear conciencia y promover mejores resultados reproductivos a través de la educación sanitaria, la nutrición y el manejo de los factores de riesgo.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up