abril 14, 2015

Congela tus óvulos y elige tu momento de ser mamá

Mujer, treinta años, con proyección laboral, con o sin pareja y que piensa que le gustaría ser madre pero más adelante. Este es el perfil de muchas mujeres que oyen el “tic-tac” de su reloj biológico pero que todavía quieren hacer muchas cosas antes de embarcarse en la aventura de la maternidad. ¿Será demasiado tarde cuando decidan dar el gran paso?

Hace menos de dos décadas, lo extraño era que una pareja llegase a los 30 años y no tuviese hijos. Hoy ocurre lo contrario, cada vez son más las mujeres jóvenes que deciden retrasar su maternidad, sin tener en cuenta que la capacidad para concebir va disminuyendo a medida que pasan los años.

A esta realidad hay que sumarle que el concepto de familia se encuentra inmerso en un proceso de transformación en relación a los nuevos roles sociales y laborales de los progenitores. En IVI Panamá actualmente la edad promedio de la paciente por infertilidad es de 37 años, a diferencia del año 2007 cuando la clínica abrió sus puertas: en ese entonces la edad promedio era de 34, un claro reflejo de que efectivamente son más las mujeres que se plantean retrasar la maternidad y decidir en qué momento ser madres y compaginar trabajo y familia.

Preservación de la Fertilidad

La vitrificación de óvulos entonces significa un paso más en la planificación familiar porque también contribuye a que la mujer decida el momento de ser madre. Si en los años 60 la píldora anticonceptiva supuso una gran revolución en el campo de la sexualidad, el matrimonio y la familia, ahora estamos frente a una técnica innovadora que es el gran avance del siglo XXI a la hora de poder decidir cuándo ser mamá, sin las ataduras del paso del tiempo.

No sólo las mujeres que quieran aplazar su maternidad por cuestiones personales o laborales pueden acceder al programa de vitrificación de óvulos. Las mujeres en edad reproductiva a las que se les ha diagnosticado un cáncer pueden preservar sus óvulos antes de someterse a un tratamiento oncológico (quimioterapia, radioterapia o cirugía), para poder cumplir su sueño de ser madres una vez curadas.

¿Por qué vitrificar tus óvulos?

– Porque tú decides cuándo ser madre
– Porque tus óvulos tendrán la misma edad que cuando los congelaste
– Porque tendrán la misma calidad que los óvulos frescos
– Porque de este modo no tendrás que recurrir a donantes
– Porque tendrás tu propio “seguro de fertilidad”

Solicita información sin compromiso:

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados

marzo 29, 2019
La garantía de ser madre o el reembolso de tu dinero
Volver arribaarrow_drop_up