septiembre 15, 2022

En qué consiste la fase lútea y cuánto dura

fase lutea

Por el Comité editorial de Panamá

Existen términos como la fase lútea, que quizá a simple vista desconozcas, pero sobre los cuales es importante que como mujer indagues. No te preocupes, en esta nota te contamos todo lo que debes saber al respecto.

La fase lútea es parte del ciclo menstrual y tiene lugar después de la ovulación y antes del nuevo periodo. Cuando dicha fase está por terminar suelen aparecer síntomas de síndrome premenstrual (PMS).

¿Qué es la fase lútea?

El ciclo menstrual de una mujer se divide en dos partes, la fase folicular y la que le sigue tras la ovulación que es la fase lútea. Esta segunda fase suele ser la más estable, ya que por lo general dura 14 días. Para calcular cuándo se ha producido la ovulación debes restar 14 días a tu regla y de esta sencilla manera lo sabrás.

En la fase lútea se produce la progesterona con los restos del folículo que ha liberado el óvulo. Este folículo se le conoce como cuerpo lúteo y genera la progesterona necesaria para que se ablande el endometrio o revestimiento del útero, esto con la finalidad de facilitar que el óvulo se adhiera en caso de ser fertilizado.

¿Cuánto dura la fase lútea?

Con el aumento del nivel de progesterona en el cuerpo de la mujer también suele aumentar la temperatura. Si no se fertiliza el óvulo el cuerpo lúteo dejará de producir progesterona entre 12 a 16 días después y así su período comenzará un par de días después.

Fase lútea larga

La mayor parte de las mujeres suelen experimentar una fase lútea de entre 10 y 16 días, siendo regular que dure hasta 14 días. La fase lútea larga sucede cuando el cuerpo de la mujer sigue con la producción elevada de progesterona por más de 16 días después de que sucede la ovulación. Esta suele ser poco común y puede llegar a afectar la fertilidad y la planificación familiar.

Los médicos recomiendan asumir que la fase lútea durará sólo 14 días. Si se llega a sospechar de una fase lútea larga es necesario comprender cuándo realmente comenzó esta. Razón por la cual el mantener un registro diario de la temperatura corporal les brinda a los especialistas una idea más clara de cuándo comenzó y cuándo dio fin la fase.

Existen también análisis de sangre que se basan en hormonas que pueden ayudar a determinar si se padece de una fase lútea larga.

Asimismo, está la posibilidad de confundir una fase lútea larga. La exposición a altos niveles de estrés, un cambio de dieta o estilo de vida puede acelerar o disminuir la ovulación de un mes a otro.

Otra situación que puede pasar es cuando una mujer intenta quedar embarazada y su ciclo ha durado más de los 28 días y suelen pensar que esto es señal de un embarazo, cuando en realidad la fase lútea prolongada no ha permitido que llegue la menstruación.

Fase lútea corta

El ciclo menstrual está dividido en varias fases; comienza con el sangrado provocado por la menstruación, luego continúa con la ovulación y finalmente llega la fase lútea, que sucede inmediatamente después de la ovulación y que es la acumulación del revestimiento del endometrio.

El mencionado revestimiento es lo que ayuda a la implantación de un feto y se necesita que dicho revestimiento sea sano y permanezca en el lugar correspondiente para la implantación y para el embarazo. Cuando las mujeres presentan fase lútea corta sin duda pueden surgir problemas de fertilidad.

Cuando la fase lútea -que normalmente es de 14 días- es de 10 días o menos, la infertilidad puede afectarla. La forma más segura de cerciorarse de esto es mediante el uso de monitores de ovulación que ayudan a medir el tiempo entre la ovulación y la menstruación.

Se puede realizar una medición que tenga cifras más precisas de la fase lútea con un procedimiento llamado biopsia uterina, que es una intervención ambulatoria y corta.

Pueden existir diversos motivos por los que una mujer puede tener fase lútea corta:

  • Puede tratarse de la presencia baja de la hormona tiroidea o la alta presencia de prolactina.
  • Los miomas uterinos pueden ser otro factor o la baja presencia de la hormona estimulante del folículo (FSH).

Usualmente se suele tratar la fase lútea corta si el objetivo de la paciente es el embarazo, de lo contrario no le suele afectar en su condición de vida.

¿Cuándo acudir al especialista?

Si se sospecha de padecer fase lútea corta y te encuentras en la búsqueda de tener un hijo puedes acudir con tu ginecólogo para que te ayude a encontrar las mejores soluciones.

La fase folicular y la fase lútea se monitorean de manera constante con la finalidad de conseguir el embarazo por el medio elegido, bien puede ser por fecundación in vitro (FIV) o por la congelación de óvulos para dejar el intento de embarazo para el futuro, las alternativas son varias y el médico de fertilidad de nuestra clínica le indica a cada paciente el que considerará oportuno para cada una dependiendo de varios factores, como la fase lútea, edad, entre otros.

En IVI Panamá contamos con especialistas en fertilidad que te ayudarán a encontrar la solución para que puedas formar la familia que tanto tiempo llevas soñando.

Sólo es cuestión que agendes una cita y desde la primera consulta todas tus dudas serán resueltas y se te presentarán las diferentes alternativas mediante las cuales puedes cumplir tu sueño de ser madre.

Somos unas de las mejores clínicas de reproducción asistida a nivel internacional y nos respaldan años de experiencia, así como un gran  número de familias que hemos logrado formar.

Recuerda que estamos a disposición para responder tus inquietudes sobre la fase lútea, fertilidad, tratamientos y diversos temas relacionados con tu salud reproductiva.

Solicita información sin compromiso:

Los comentarios están cerrados.

Artículos destacados
Volver arribaarrow_drop_up