mayo 24, 2022

¿Qué es la criptozoospermia?

Por el Comité editorial de Panamá

Si tu sueño es tener un hijo o te interesan los temas vinculados con salud reproductiva, en IVI Panamá estamos comprometidos con acompañarte y brindarte la información que requieras. En esta oportunidad abordaremos el concepto de criptozoospermia, término que quizá hayas escuchado, pero sobre el cual pocos conocen.

La criptozoospermia hace referencia a un conteo de espermatozoides muy por debajo de los niveles necesarios para lograr el embarazo. Para llegar a este diagnóstico, se realizan diferentes estudios al paciente. También es necesario descartar la ausencia total de gametos masculinos; lo siguiente será el inicio de un tratamiento, con el fin de lograr el ansiado bebé.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el número de espermatozoides que facilita la concepción debe igualar o superar los 15 millones. Se puede hablar de un caso grave cuando el número es inferior a las cien mil unidades, aquí se determina el problema de la criptozoospermia para, acto seguido, buscarle una solución.

La criptozoospermia y sus causas

El hombre puede presentar esta dificultad por diferentes motivos. A veces es complicado encontrar el origen y, en muchos casos, se descubre a la hora de intentar concebir un hijo.

Las causas más comunes suelen estar relacionadas con la toma de ciertos medicamentos o de otras sustancias nocivas, tales como el alcohol, el tabaco y las drogas. También hay que atender los problemas testiculares, por ejemplo, la obstrucción de los conductos que usan los espermatozoides para llegar a la uretra.

Los trastornos hormonales o del epidídimo, así como una inflamación testicular o un traumatismo en esta zona del cuerpo, son responsables de un bajo conteo de espermatozoides.

El paciente debe estar consciente de que, ante el diagnóstico de criptozoospermia severa, puede padecer de azoospermia. Esta es una fase posterior en la que deja de detectarse la presencia de espermatozoides. En este sentido, es importante encontrar una solución temprana, para lograr rescatar el esperma sano que ayude a concebir a ese deseado bebé.

¿Cómo se diagnostica la criptozoospermia severa?

Además de comprobar el número de gametos masculinos -espermatozoides- que producen las gónadas o testículos, el especialista tendrá en cuenta su calidad y movilidad. La forma y el aspecto que tienen pueden ser muy reveladores ante un problema en la salud del hombre.

Para lograr este análisis deberá realizarse un seminograma. Para ello, se usa tanto el microscopio como un estudio macroscópico.

En caso de que se requiera una prueba más específica, se puede recurrir a un análisis de las hormonas masculinas, relacionadas directamente con la reproducción.

Por un lado, la FSH es una hormona que produce la hipófisis y que es responsable en la fabricación del esperma. Por otra parte, la hormona inhibina B lleva a cabo la producción de las células de Sertoli, que tienen lugar en los gametos del hombre.

Comprobar el nivel de estas dos hormonas es muy revelador cuando se busca el origen o el diagnóstico certero de la criptozoospermia.

Ante un resultado en donde se muestran los niveles hormonales adecuados, hay que pensar en una obstrucción de los conductos que llegan a la uretra. Lo siguiente es buscar el tratamiento más adecuado, que consiga el objetivo de la fertilidad.

Criptozoospermia y su tratamiento

Es importante comenzar a actuar prontamente ante los primeros indicios de dicha alteración en el conteo de espermatozoides, la cual es una de las causas de infertilidad masculina.

Con la posibilidad de que se dé la azoospermia en un futuro, será necesario tomar ciertas decisiones. Ante la presencia de criptozoospermia, la ICSI -inyección intracitoplasmática de espermatozoides es el tratamiento más recomendado.

Dicha técnica de reproducción asistida se ha conseguido perfeccionar en los últimos años, gracias a los adelantos médicos. Esta garantiza un porcentaje muy alto de éxito y suple los problemas de infertilidad del hombre.

La ICSI paso a paso

Los pasos que seguirá el especialista para llevar a cabo la ICSI son:

  1. Inicia con una estimulación en los ovarios, preparando a los óvulos (sea de la pareja del paciente masculino o de una donante).
  2. Se eligen los espermatozoides de mejor calidad entre una selección de estos.
  3. Se realiza la microinyección ICSI, por medio de pipetas elegidas detenidamente.
  4. Por último, debe analizarse la valoración de la fecundación, antes de la transferencia embrionaria, para detectar si el esperma ha logrado mantenerse con alta calidad.

El especialista puede determinar una solución ante posibles consecuencias, como la pérdida de calidad de los gametos masculinos durante este proceso reproductivo. Para ello, la vitrificación de óvulos se presenta como una óptima posibilidad, especialmente después de su estimulación, durante el primer paso de la ICSI.

No se descarta tampoco una biopsia testicular, con tal de agrupar un número adecuado de espermatozoides, que ayuden a lograr el éxito del embarazo.

Con el fin de que los futuros papás tengan la posibilidad de volver a concebir en el futuro, se les suele proponer la congelación del esperma, para su uso posterior.

Para la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), debido a su alto porcentaje de efectividad, se usará el mismo número de espermas que de óvulos a fecundar. Aunque no se requiera mucho esperma, siempre es recomendable disponer de una reserva de buena calidad.

¿Qué otros tratamientos existen?

Ante los casos más leves de dicha alteración en los gametos masculinos, el paciente debe analizar su estilo de vida y la necesidad de cambiar su dieta diaria. Así, el consumo de alimentos ricos en antioxidantes como la práctica de ejercicio son lo más recomendado por los especialistas.

Cabe mencionar la importancia de dejar el tabaco y el alcohol para obtener una calidad adecuada de los gametos masculinos.

Otro aspecto a tratar es la toma de medicamentos que puedan afectar al espermatozoide. Habrá que analizar los pros y los contras de los fármacos implicados en el problema, para determinar si merece la pena suspenderlos temporalmente o cambiarlos por otros.

Ante los primeros indicios de dificultad para concebir, los futuros papás deben ponerse en mano de especialistas, que ayuden a analizar los problemas de fecundación.

La baja calidad, así como un número limitado de espermatozoides, pueden llevar al diagnóstico de la criptozoospermia. La congelación preventiva de los gametos permitirán a los pacientes recurrir a la fecundación in vitro tantas veces como sea necesario, ante la amenaza de la azoospermia.

Recuerda que en IVI Panamá contamos con un amplio equipo multidisciplinario dispuesto acompañarte en la anhelada búsqueda de tener un hijo. No dudes en contactarnos.

Solicita información sin compromiso:

Los comentarios están cerrados.

Artículos destacados
Volver arribaarrow_drop_up