enero 23, 2020

Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) que afectan tu fertilidad

Enfermedades de transmisión sexual (ets)

Por el Comité editorial de Panamá

La mayoría de las personas puede que estén familiarizadas con el término ETS y probablemente ITS (infección de transmisión sexual). Los términos a menudo se usan indistintamente. Pero técnicamente, la infección de transmisión sexual ocurre antes de la enfermedad de transmisión sexual, que se deriva de la infección. ITS o ETS, no quieres ninguno.

La Organización mundial de la Salud, ha calculado que hay un millón de personas alrededor del mundo, contagiándose de enfermedades de transmisión sexual diariamente.  En Panamá son detectados anualmente más de 36 mil casos de ETS.

El Dr. Saúl Barrera Desde IVI Panamá, nos deja algunos hechos y recomendaciones acerca de las ETS y cómo pueden llegar a afectar la fertilidad, si no son tratadas debidamente y de las cuales queremos platicarte.

¿Cómo se transmiten las Enfermedades de Transmisión Sexual?

Las ETS se transmiten comúnmente de persona a persona a través de relaciones sexuales vaginales o anales y sexo oral. Es importante destacar, que la mujer puede transmitirle verticalmente una ETS al bebé durante el embarazo y durante el nacimiento del bebé.

Ejemplo de ellos es la sífilis, que logra traspasar la placenta e infecta al feto en el vientre. Otras como la gonorrea, la clamidia, la hepatitis B y el herpes genital, pueden transmitirse de la madre al bebé cuando este pasa por el canal de parto. El VIH puede traspasar la placenta durante el embarazo e infectar al bebé durante el parto.

Enfermedades de Transmisión Sexual, enemigo silencioso de la fertilidad

Algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS) suelen ser silenciosas y pasar desapercibidas y muchas personas pueden no darse cuenta de que tienen una infección. Esto se debe a la falta de síntomas notables.

Si no se trata a tiempo, la clamidia y la gonorrea pueden extenderse al útero o las trompas de Falopio y causar una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), que puede provocar inflamación, cicatrización y bloqueo en los órganos reproductivos, como las trompas de Falopio.

La cicatrización de las trompas puede bloquear los tubos evitando que los óvulos viajen al útero. Las mujeres que tienen daños en las trompas de Falopio también corren el riesgo de embarazo ectópico.

Cuantas más relaciones sexuales sin protección hayas tenido en el pasado, menos fértil puede ser. Las ETS pueden provocar infertilidad tanto en mujeres como en hombres, aunque parece afectar más a las mujeres. Hasta el 70 por ciento de las mujeres que han tenido clamidia no se dieron cuenta de que la tenían.

Hay docenas de enfermedades de transmisión sexual que incluyen sífilis, gonorrea, clamidia, herpes, virus del papiloma humano (VPH) y otros. Pero la gonorrea y la clamidia son las que tienen más probabilidades de causar subfertilidad (fertilidad reducida) e infertilidad.

¿Cómo las ETS causan infertilidad?

La gonorrea y la clamidia, que son prevenibles, son las dos ETS con mayor probabilidad de provocar infertilidad porque pueden causar la Enfermedad Inflamatoria Pélvica en las mujeres, si no es tratada a tiempo. A continuación, enumeramos algunas de las principales ETS que afectan la fertilidad, sus causas

¿Como afecta la gonorrea mi fertilidad?

La gonorrea es una de las ETS más conocidas, puede infectar tanto a hombres como a mujeres. La bacteria que ocasiona la gonorrea, puede causar infecciones en los genitales, el recto y la garganta. Esta enfermedad puede transmitirse de madre a hijo durante el parto. De las enfermedades de transmisión sexual, puede ser una de las más peligrosa en los bebés, puede causar infecciones oculares como la conjuntivitis, que en casos graves puede provocar ceguera en el bebé.

La gonorrea y la clamidia a menudo ocurren juntas. A menudo, la gonorrea es asintomática, y cuando presenta síntomas son casi imperceptibles. Las mujeres con gonorrea pueden confundirla con una infección en el tracto urinario, como la cistitis o con alguna infección vaginal. Los síntomas incluyen: flujo vaginal amarillento, micciones dolorosas y constantes, sangrado fuera de la menstruación.

Si no se trata a tiempo, las mujeres con clamidia desarrollarán EIP, que ocurre en la parte superior del tracto genital que afecta el útero, las trompas de Falopio y los tejidos circundantes en esas áreas. Esto puede causar infertilidad, y los casos de EIP aguda son particularmente perjudiciales para la fertilidad.

Entre las ETS, la gonorrea es la que presenta mayor resistencia a los antibióticos. La OMS ha recibido alertas de distintos países, acerca de una mayor resistencia a la mayoría de los antibióticos utilizados para tratar las infecciones gonocócicas.

¿De qué manera la clamidia afecta mi fertilidad?

Es otra de las ETS más populares en el mundo y al igual que la gonorrea, mayormente es asintomática, ocurre con mayor frecuencia entre los adultos jóvenes sexualmente activos.

Como lo mencionamos al inicio, la clamidia es una de las ETS, que suele atacar más a las mujeres que a los hombres.  El 70% de las mujeres y sólo el 50% de los hombres infectados con clamidia no presentan síntomas

La clamidia es causada por un tipo de bacteria que puede transmitirse al tener relaciones sexuales vaginales, anales u orales y también puede transmitirse de madre a hijo durante el parto.

Las infecciones pueden ocurrir en la boca, los órganos reproductores, la uretra y el recto. En las mujeres, el lugar más común para la infección es el cuello uterino (la abertura del útero).

Una vez detectada, la clamidia es bastante fácil de tratar, con antibióticos. El resultado de una clamidia sin tratar oportunamente será la EIP. Puede causar también, otras complicaciones en el tracto reproductivo superior, principalmente en mujeres jóvenes, da lugar a embarazos ectópicos, inflamación de las trompas de Falopio e infertilidad

¿El Virus del Papiloma Humano también afecta mi fertilidad?

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus común de transmisión sexual. Existe una vacuna preventiva tanto para mujeres, como para hombres.  En Panamá, solo está disponible la vacuna femenina. Al no vacunarse, quedas expuesto al virus, la mayoría de las personas se infectarán con el VPH en algún momento de su vida.

El VPH no ocasiona infertilidad por sí solo, los estudios sugieren que la coinfección con el virus de chlamydia trachomatis aumenta el riesgo de esterilidad de origen tubárico.

En la mayoría de los casos, el VPH desaparece por sí solo sin consecuencias para la salud. Sin embargo, cuando el VPH no desaparece, puede causar algunas lesiones precancerosas y progresar a cáncer cervical.

También sugiere que existe un mayor riesgo de aborto espontáneo y parto prematuro asociados al VPH, pero estos riesgos dependen del tipo de VPH que una persona haya contraído.

¿Es el Virus del Herpes Simple una amenaza para mi fertilidad?

El virus del herpes simple (VHS) no causan infertilidad directamente.  Sin embargo, el VHS puede hacerlo más vulnerable a otras infecciones. Las parejas con VSH deben abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que las llagas hayan sanado.

La infección por herpes se puede transmitir de usted a su bebé antes de nacer, pero se transmite más comúnmente a su bebé durante el parto.

Algunas investigaciones sugieren que la infección por herpes genital puede provocar un aborto espontáneo o podría hacer que sea más probable que des a luz a un niño prematuramente. En la actualidad el herpes no tiene cura.

¿La Enfermedad Inflamatoria Pélvica disminuye mi fertilidad?

La enfermedad inflamatoria pélvica es una afección en el tracto genital superior de la mujer. Es una complicación generalmente causada por algunas ETS, como la clamidia y la gonorrea. Otras infecciones que no son de transmisión sexual también pueden causar la EIP.

La EIP puede inflamar y formar cicatrices en las trompas de Falopio, lo que dificulta que los espermatozoides y los óvulos se encuentren, impidiendo el embarazo.

Al inicio, suele ser asintomática y cuando presenta síntomas, son muy leves, pero a medida que pasa el tiempo, sino recibe tratamiento, los síntomas irán agudizándose.

El síntoma más común es el dolor en la parte baja del abdomen, flujos vaginales anormales, relaciones sexuales dolorosas, sangrado entre periodos y ardor al orinar.

Sí la EIP se diagnostica temprano, puede tratarse. No obstante, el tratamiento no revierte los daños que se hayan ocasionado en el sistema reproductor.

Enfermedades de Transmisión sexual y la fertilidad masculina

Aunque las ETS son más perjudiciales para la fertilidad femenina, si el hombre llega a contagiarse con alguna, como la gonorrea o clamidia, puede padecer infertilidad, ya que estas pueden bloquear los epidídimos.

Los epidídimos son largos tubos enrollados en la parte posterior de los testículos, que almacenan y luego transportan esperma durante la eyaculación. Un epidídimo bloqueado no permitirá que ningún espermatozoide se encuentre con los óvulos de la mujer durante el coito.

Pero la forma más probable de que una ETS masculina pueda causar infertilidad es transmitirle la enfermedad a su pareja femenina. Luego se vuelve infértil, como se describió anteriormente. La ETS de la pareja masculina también podría afectar la fertilidad al hacer que la pareja se abstenga de tener relaciones sexuales para sanar y no propagar la enfermedad.

¿Qué hacer ante la sospecha de una enfermedad de transmisión sexual?

El Dr. Saúl Barrera, director de IVI Panamá, recomienda que, ante la sospecha de tener alguna ETS o duda de alguna relación sexual sin protección en el pasado, acudir de inmediato a la clínica o centro de salud más cercano para examinarse.

Ante un diagnóstico positivo, lo más recomendable es contárselo a la pareja, quien debe examinarse también, para que ambos sean tratados y evitar un ciclo de reinfecciones sin fin.

Reproducción asistida después de una Enfermedad de Transmisión Sexual

Para las parejas que buscan tener hijos, el mayor problema con las ETS es el daño a las trompas de Falopio de la mujer y potencialmente incluso al útero. Las dos trompas de Falopio recogen los óvulos de los ovarios, por lo que, si las trompas están obstruidas en ese extremo debido a una infección previa, no habrá muchos o ningún óvulo para que el esperma encuentre y fecunde para formar un embrión.

Incluso si las trompas están parcialmente bloqueadas y los espermatozoides y los óvulos «tienen suerte» al encontrarse, el daño aún puede evitar que el embrión se implante en el útero, lo que resulta en un embarazo ectópico, que es una condición peligrosa, y el embarazo debe ser terminado. Además, las infecciones pélvicas muy graves pueden cicatrizar el útero, lo que resulta en el síndrome de Asherman, lo que dificulta la unión o desarrollo de un embrión.

Es aquí donde entran en juego las tecnologías de reproducción asistida, y la Fecundación in Vitro (FIV) suele ser la mejor opción. Si solo se bloquea una trompa de Falopio, el embarazo aún es posible. Es posible también que puedan ayudarse con una Inseminación Artificial (IA).

Debes hacer todo lo posible para evitar contraer una ETS. Si sospechas que una ETS, o cualquier otra cosa, te está impidiendo quedar embarazada, póngase en contacto con nosotros y te ayudaremos a descubrir el problema y resolverlo de la mejor manera posible.

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up