octubre 9, 2020

Síntomas de embarazo: ¿cómo detectarlos y qué métodos utilizar?

Síntomas del embarazo

Por el Comité editorial de Panamá

¿Sabías que las náuseas, los vómitos y el dolor pelviano se caracterizan por ser los síntomas de embarazo más recurrentes? Sí, por lo general afectan al 80% de las mujeres y se manifiestan durante el primer trimestre de la gestación. Estas manifestaciones pueden ser de leves a graves (a esto último se le conoce como hiperémesis gravídica), además pueden presentarse en cualquier momento, aunque suelen ser molestias matutinas. Líneas más abajo se detalla cómo detectarlos y qué métodos utilizar para tratarlos.

Para profundizar en el tema sobre los síntomas de embarazo, los especialistas en medicina reproductiva de la Clínica IVI Panamá, dejan a disposición de las pacientes una serie de conceptos, recomendaciones y tratamientos a lo largo de este artículo, con la finalidad de orientar a las mujeres en este proceso de ser madres.

En primera instancia, señalan que desde el día uno de la concepción es normal que las mujeres experimenten cambios en sus cuerpos, dependiendo de sus condiciones físicas y de salud. Algunas notarán los síntomas del embarazo durante los primeros días, mientras que otras los manifestarán varios meses después. También puntualizan que al tratarse de un embarazo primerizo, es normal tener dudas porque todo lo que ocurre con el organismo es desconocido. ¿Su recomendación? Estar calmadas y estar al tanto de qué puede suceder.

En este sentido, los especialistas asientan lo siguiente: “La intensidad de estas sensaciones varía en función de cada mujer. Consulta a tu médico si tienes alguna duda concreta, pero hay que ser consciente de que el embarazo es una experiencia personal y que, aunque lógicamente hay rasgos comunes, cada mujer lo vive de forma distinta, y compararse con otras embarazadas no es bueno si te supone una fuente de estrés”.

¿Cómo identifico las causas y síntomas de embarazo?

 

Al hablar de la etiología de los síntomas del embarazo vale resaltar que durante la primera etapa se manifiestan las náuseas y los vómitos no complicados. Claro está, no todas las mujeres atraviesan por el mismo camino de los malestares. Sin embargo, los más frecuentes de acuerdo a la explicación de Morgan son los siguientes:

 

  • Retraso menstrual:

“Si tu menstruación es muy regular, es un síntoma clarísimo para empezar a sospechar. Si es más o menos habitual que se retrase, quizá tardes unos días más en darte cuenta. Sin embargo, pueden haber otros factores que influyen en la regularidad de tu ciclo. Puede que no te baje la regla, o que se retrase en situaciones de estrés, cambios muy bruscos de temperatura (olas de calor o de frío) o incluso cambios en la alimentación (especialmente ayunos)”, sostuvo. A la par reiteró: “Aunque hay mucho mito al respecto, la realidad es que la menstruación se retira durante el embarazo: es decir, nunca vas a tener la regla mientras estás gestando”.

  • Pequeñas pérdidas de sangre o sangrado de implantación:

“Es otro de los primeros síntomas que podrían indicarte que estás embarazada. Entre una y dos semanas después de quedarte embarazada, puedes experimentar pequeños manchados de color rosáceo o marrón, que se conocen como sangrado de implantación. Estas pérdidas se deben a la implantación del óvulo fecundado en el útero”.

Siguiendo este orden, la especialista también explicó que “es algo normal que en principio no debe preocuparte, a menos que se prolongue más de 2 ó 3 días o que el sangrado sea abundante y/o de color rojo intenso. En estos casos, consulta con tu médico (…) Si los sangrados se produjeran cuando el embarazo está más avanzado, podría ser un síntoma de aborto, por lo que debes consultar con tu ginecólogo”.

  • Dolor abdominal:

En esta fase es habitual que en las primeras etapas del embarazo se presente el dolor pelviano, por lo que a veces se confunde con los dolores pre-menstruales o menstruales.

Por consiguiente, Mayka señaló: “En los primeros meses está causado por los cambios hormonales, y también por los cambios en la anatomía del abdomen y pelvis. Más adelante hablaríamos del crecimiento del útero, el movimiento del feto, la compresión de los órganos abdominales… todo eso provoca pequeños calambres que te pueden acompañar, con mayor o menor intensidad, hasta el momento del parto”.

  • Sensibilidad e hinchazón de los pechos:

Este es otro de los síntomas típicos que se derivan del ciclo de la menstruación. De a poco, la doctora subrayó: “Tus hormonas están revolucionadas y pronto tus senos están sensibles y algo doloridos. Molestan especialmente a la hora de dormir y hacer ejercicio. A medida que pasen los meses pueden aparecer otros síntomas como cambios en la pigmentación, aumento del tamaño de las aureolas, aparición de pequeños bultitos y sobre todo crecimiento de los pechos”.

  • Náuseas y pesadez en el estómago:

Las náuseas matutinas son un síntoma clásico en el embarazo; como bien se dijo, se manifiestan en las primeras semanas de embarazo. Los cambios en el cuerpo como por ejemplo la liberación de las hormonas, el estiramiento del útero y la relajación de los músculos del tracto digestivo hacen que el estómago sufra y genere molestias que pasan desde un pequeño mareo hasta los vómitos a cualquier hora del día.

Por lo tanto, vale enfatizar que estos síntomas, “suelen desaparecer con el primer trimestre”. No obstante, para mitigar sus efectos, “es recomendable beber mucho líquido, no pasar muchas horas sin ingerir nada y evitar las grandes comidas de golpe: mucho mejor tomar pequeños refrigerios”.

  • Cansancio anormal:

Un punto importante a aclarar es que la progesterona aumenta con el embarazo. Por ende, eso provoca un cansancio mucho más acusado de lo que se conoce. Es decir, “tu cuerpo está sometido a un estrés importante: no solo la progesterona, sino que el azúcar en sangre disminuye y la presión sanguínea baja, y eso se nota en tu energía. Dentro de lo posible, haz caso a tu cuerpo: si este te pide descanso, dáselo. Aumentar los carbohidratos en la dieta también puede ayudar (con mesura)”.

  • Ganas de orinar frecuentes:

De acuerdo a la explicación de la Dra. Mayka Morgan, el flujo de sangre que circula por el cuerpo es mucho mayor de lo habitual. Por esta razón, los riñones tienen trabajo extra. Por otro lado, el útero está empezando a crecer, comprimiendo la vejiga e impidiendo que se llene del todo, así que debe vaciarse más a menudo de lo habitual.

  • Mayor sensibilidad a los olores:

A este síntoma de embarazo se le conoce como hiperosmia y son los cambios en el sentido del olfato, que se producen durante el primer trimestre del embarazo. En definitiva, se trata de un aumento destacado de la sensibilidad hacia los olores, tanto en lo que se refiere a la agudización del olfato como a la aversión a determinados olores que previamente no resultaban desagradables. El incremento en la producción de estrógenos puede producir alteraciones en el sentido del olfato de la embarazada, sobre todo a lo largo del primer trimestre de gestación”, dijo la experta en fertilidad.

A su vez, también existen otros síntomas que se clasifican como menos frecuentes:

  • Hemorragias nasales.
  • Diarrea durante el embarazo.
  • Sangrado de encías.

¿En qué fase se manifiestan estos síntomas del embarazo?

 

Según la experiencia y conocimientos de los especialistas de IVI Panamá, el primer trimestre del embarazo es el más intenso para las madres, dado que tienen lugar la mayoría de los típicos síntomas y en su mayoría son desconocidos. En tanto, aseveran lo siguiente: “Unas dos semanas después de haber mantenido relaciones sexuales, te darás cuenta de que algo está pasando. Sin embargo, la mayoría de las mujeres no empiezan a experimentar síntomas de embarazo hasta alrededor de la sexta semana”.

En relación a los cambios en el organismo tras una gestación por reproducción asistida afirmó: “Todas las mujeres experimentan un embarazo diferente, algunas están tan sintonizadas con sus cuerpos que saben, casi desde el momento de la concepción, (incluso sin haber realizado la prueba de embarazo), que algo está pasando y si tú has estado tratando de concebir, es más probable que estés alerta de los cambios en tu cuerpo. Por ejemplo, las parejas que se someten a tratamientos de fertilidad, son a menudo más conscientes de los indicadores tempranos de embarazo”.

¿Cómo se pueden aliviar o controlar estos síntomas?

En el primer trimestre se producen los cambios físicos y psíquicos que más preocupan a las parejas. Sin embargo, una documentación pertinente de la mano con un especialista hará que estos cambios sean más llevaderos.

A continuación, detallamos las molestias más comunes en el embarazo y cómo se pueden combatir o aliviar estos síntomas:

  • Cansancio:

Lo más idóneo es dormir 8 horas por la noche, adicional a una siesta durante el día. Incluso, existen mujeres que se sienten más cómodas si utilizan una almohada entre las piernas cuando están en la cama o sentadas. Aunado a esto, también es importante cumplir con un plan alimenticio balanceado con buenos hábitos en el estilo de vida.

  • Dolor en las mamas:

Para empezar, es oportuno aconsejar que un buen sujetador marcará una gran diferencia: esta prenda femenina brindará la libertad necesaria conforme se realice cada movimiento. Lo ideal es que no tenga costuras pero que sujete bien el pecho.

  • Náuseas:

Viene bien detallar que con el objetivo de aliviar las náuseas “es importante beber mucho líquido, repartir las comidas en pequeños tentempiés y evitar estar muchas horas sin comer nada. Tener a mano unas galletitas es un remedio que a muchas mujeres les funciona, porque ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre. Comer algo antes de levantarse, tomar algo ligero antes de ir a dormir, descansar bien, evitar los alimentos con alto contenido en grasas y las comidas copiosas, nos ayudará a aliviar la sensación de estómago revuelto, y estaremos beneficiando nuestro cuerpo y el del bebé”.

  • Congestión nasal:

La llamada “rinitis del embarazo” es provocada por la dilatación de los vasos sanguíneos y el aumento de estrógeno que produce más mucosidad. No es peligroso, pero puede ser molesto.  Por otro lado, los tratamientos para la rinitis pueden ser muy efectivos así que se clasifican de la siguiente manera: sales salinas, antihistamínicos y algunos descongestivos.

  • Mareos y dolor de cabeza:

Algunas de las recomendaciones que nos dan en IVI Panamá, para mermar estas molestias son: Tumbarse con las piernas en alto o sentarse con la cabeza entre las piernas para favorecer el riego sanguíneo. Aumentar la ingesta de líquidos. Respirar un poco de aire fresco y evitar los movimientos bruscos. “Los dolores de cabeza se producen por la bajada de glucosa en sangre. Para aliviarlos, es recomendable comer varias veces al día y hacer un poco de ejercicio para favorecer la circulación”, aseguró.

Signos que son considerados alarmantes

Si estás embarazada es importante que identifiques cuáles son los signos de alarma que te alertan que algo no anda bien para consultar inmediatamente al servicio de salud más cercano.

  • Dolor abdominal.
  • Signos de deshidratación como por ejemplo, la hipotensión ortostática o la taquicardia.
  • Fiebre.
  • Emesis biliosa o sanguinolenta.
  • Falta de movimientos y sonidos cardíacos fetales.
  • Examen neurológico anormal.
  • Síntomas persistentes o empeoramiento de la condición.

En definitiva, claramente se apunta hacia la importancia de una consulta temprana y oportuna. “Si los dolores son muy intensos o persisten, las madres deben consultarlo con su médico”. Desde IVI Panamá queremos ofrecerte la mejor atención y asesoría personalizada. ¡Nuestro equipo de profesionales te espera!

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up