octubre 19, 2018

Preservación de la fertilidad antes de tratamientos contra el cáncer

Cáncer

La detección temprana del cáncer aumenta enormemente las posibilidades de un tratamiento exitoso. Reconocer posibles signos de advertencia de cáncer y tomar medidas rápidas conducen a un diagnóstico temprano. Gracias a los avances de la ciencia y la tecnología, el porcentaje de supervivencia al cáncer es mayor al 70%, según las últimas cifras publicadas por la OMS.  Sin embargo, los tratamientos para combatir el cáncer pueden interferir con algunas partes del proceso reproductivo y afectar su capacidad de tener hijos. Los diferentes tipos de tratamientos pueden causar distintos efectos, tanto en hombres o como en mujeres.

Como resultado del aumento de supervivencia, y teniendo en cuenta que el cáncer no tiene por qué ser una enfermedad mortal, cada vez se le da mayor importancia a la calidad de vida de los pacientes. Es por ello que la preservación de la fertilidad cobra tanta importancia. De hecho, en el estudio Seguimiento médico y psicológico de las pacientes oncológicas que preservaron su fertilidad antes de iniciar el tratamiento: una lucha-un reto, del Dr. Javier Domingo director de IVI Las Palmas, reveló que en el 63% de mujeres diagnosticados con cáncer, que vitrificaron ovocitos previamente al inicio de la quimioterapia, el deseo de ser madre es tan importante como el de curarse. Este estudio expone, lo fundamental que es el factor psicológico para hacer frente a la enfermedad, ya que el hecho de haber preservado la fertilidad ayuda a las pacientes a tener esperanzas de un futuro y les da ánimo a luchar contra la enfermedad.

Posibles efectos secundarios de tratamientos contra el cáncer que afectan la fertilidad.

La quimioterapia, radioterapia o cirugía, que se usa para combatir el cáncer tiene efectos secundarios relacionados con la fertilidad, estos son algunos:

  • Los medicamentos utilizados durante la quimioterapia son capaces de alterar el proceso de la irrigación sanguínea de la corteza ovárica, y también puede ocasionar fibrosis endurecimiento de la corteza ovárica
  • La menstruación se puede volver irregular o interrumpirse durante los tratamientos contra el cáncer. Es muy alta la probabilidad de que la fertilidad disminuya, aun cuando la menstruación regresase a los ciclos regulares o vuelva a aparecer, después del tratamiento
  • Los tratamientos contra el cáncer pueden provocar, menopausia precoz, derivando en la disminución del período en el que la mujer puede concebir
  • Los hombres también sufren afectaciones, ya que la calidad seminal se ve afectada por los tratamientos, la disminución de la fertilidad puede continuar durante años ya que el cuerpo produce esperma de manera más lenta o ha interrumpido totalmente la producción de esperma
  • En el caso de los infantes, aunque los ovarios y los testículos no se encuentran desarrollados por completo, las células germinales aguardan el desarrollo para producir óvulos y espermatozoides. Al recibir estos tratamientos, esas células germinales son destruidas y se ve comprometida la fertilidad en el futuro

Opciones para preservar de la fertilidad antes de iniciar un tratamiento para combatir el cáncer

La vitrificación de óvulos, la congelación del tejido ovárico y la criopreservación de esperma son algunas de las técnicas de más alta tecnología que tenemos en IVI Panamá a disposición de todas los pacientes que han sido diagnosticados con cáncer, antes de iniciar el tratamiento y desean preservar su fertilidad. Estos tratamientos le brindan la oportunidad al paciente de posponer la maternidad o paternidad y en el futuro intentar un embarazo, conservando las mismas posibilidades que tenían en el momento anterior a la realización del tratamiento para combatir el cáncer.

¿Qué es la Vitrificación?

La vitrificación es una técnica que consiste en un proceso de solidificación en el que los ovocitos son tratados con sustancias crioprotectoras y sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196º C. Primero para obtener los ovocitos la paciente debe autoadministrarse la medicación, durante 10-12 días aproximadamente, para generar la estimulación ovárica.  Una vez que el médico especialista determina que el tamaño y cantidad de folículos es óptimo se programa la punción folicular.  Finalmente, los ovocitos obtenidos son vitrificados y almacenados hasta el momento que la paciente quiera utilizarlos. La gran ventaja de esta técnica es que permite a la mujer tener hijos unos años después de congelarlos, pero siempre con las mismas posibilidades de cuando se vitrificaron sus óvulos. La paciente debe conversar sobre su deseo de vitrificar sus óvulos con su médico oncólogo para la autorización.

Criopreservación del tejido ovárico

En los casos que la estimulación ovárica esté contraindicada y se puede elegir la criopreservación del tejido ovárico para su posterior implante. Esto permite restablecer la función ovárica con la que se podrían conseguir embarazos espontáneos y mantener niveles hormonales naturales y con ello evitar efectos secundarios que están relacionados con la menopausia precoz (calores, osteoporosis o riesgo cardiovascular).

Transposición de ovarios

Esta técnica consiste en alejar los ovarios del campo de irradiación evitando exponer de manera directa los ovarios a la radioterapia, con el fin de evitar el daño que ésta puede ocasionar a las gónadas cuando se encuentran en el campo de radiación.

Congelación de esperma

De igual forma que sucede para las mujeres, para los hombres con cáncer existe la opción de criopreservar una o varias muestras de esperma, antes de iniciar con el tratamiento para combatir el cáncer. Estas muestras que se descongelan una vez el paciente haya superado el cáncer y en el momento en que el paciente haya tomado su decisión acerca del momento adecuado para ser padre.

Es importante que aquellos pacientes diagnosticados con cáncer, y que se encuentren en edad fértil, conozcan los efectos que pueda ocasionar el tratamiento a su fertilidad. Es fundamental, que consulten con el médico todas las inquietudes acerca de la repercusión a la salud reproductiva y que sepan que no tienen que renunciar a ser padres en el futuro, que conozca las posibilidades que existen para preservar la fertilidad, aún si no sabe si quiere tener hijos o no. Si este es tu caso y tienes interés en preservar la fertilidad, puedes ingresar a nuestra página web, para más información acerca de estos tratamientos.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados

marzo 29, 2019
La garantía de ser madre o el reembolso de tu dinero
Volver arribaarrow_drop_up