marzo 2, 2022

¿Cómo saber si soy infértil?

Por el Comité editorial de Panamá

La infertilidad es una de las problemáticas que afecta a las parejas y las aleja del sueño de tener un hijo. Por eso, una de las primeras inquietudes que nos manifiestan a los especialistas de IVI Panamá los futuros padres es: “¿cómo saber si soy infértil?”.

Afortunadamente, a la hora de consultar si uno o ambos de los miembros de la pareja es infértil, existen muchos métodos y procesos diagnósticos; del mismo modo que contamos con una gran variedad de técnicas de reproducción asistida para ayudarlos a cumplir su anhelo, frente a cualquier diagnóstico.

Por ejemplo, las pruebas para saber si un miembro de la pareja o los dos son infértiles incluyen una historia clínica y un exámen físico de ambos, entre otros requerimientos.

Infertilidad en la mujer

Puntualmente, para detectar la infertilidad en el caso de la mujer las pruebas básicas son el estudio hormonal basal, la ecografía y la histerosalpingografía, un procedimiento que se realiza en una sala de rayos x para evaluar la forma del útero y verificar si las trompas de Falopio están abiertas.

No obstante, las pruebas para establecer la infertilidad femenina pueden ampliarse en función de las características de cada paciente.

Por ejemplo, suelen utilizarse estudios como la ecografía transvaginal y el papanicolau, conocidos por todas las mujeres por ser considerados análisis de rutina en el cuidado ginecológico.

También se emplean la histeroscopia, que sirve para estudiar el endometrio tanto a nivel morfológico como en su funcionamiento, la biopsia endometrial y el estudio del cariotipo, que permite conocer el tamaño, la forma y el número de los cromosomas.

Infertilidad en el hombre

Por su parte, cuando se trata de determinar si existe infertilidad masculina lo fundamental es realizar un seminograma o espermiograma para establecer la calidad del semen.

Mucho se habla sobre el semen y la calidad y cantidad del esperma, por lo que en este sentido siempre surgen dudas, como, por ejemplo, si es posible determinar la infertilidad por la calidad del esperma.

Pero, si bien la calidad del esperma es lo más importante a considerar en los hombres, también es esencial conocer el número, tamaño y forma de los cromosomas. Para ello, se puede utilizar el cariotipo, que es precisamente un procedimiento a través de la cual se produce una imagen de los cromosomas del paciente.

Asimismo, en estos casos es de gran ayuda conocer la condición hormonal del hombre, razón por la cual se puede llevar a cabo el test hormonal, al igual que en las mujeres.

Finalmente, existe un estudio conocido como FISH de espermatozoides que permite caracterizar parte del material genético de los espermatozoides. Es una técnica de laboratorio que trabaja con una muestra.

¿Cuándo consultar si soy infértil?

Como mencionamos anteriormente en el artículo, a la hora de realizar la consulta para conocer si existe infertilidad es clave realizar ciertas pruebas.

Por supuesto, también es necesario validar cuánto tiempo hace que la pareja intenta concebir de manera natural, así como la edad de la mujer.

En este sentido, es recomendable realizar la consulta en las siguientes circunstancias:

  • Inmediatamente cuando la mujer es mayor de 40 años.
  • Cuando pasaron más de 6 meses sin alcanzar el embarazo y la mujer es mayor de 35 años.
  • Cuando pasaron más de 12 meses y la mujer tiene menos de 35 años. De hecho, un año es el tiempo que se toma para definir en términos técnicos la presencia de infertilidad.

Y, puntualmente, en el caso de los hombres será necesario conocer la historia clínica y la existencia de cirugías o patologías relacionadas con los genitales.

En todos los casos, el equipo médico será quien determine cómo y cuántas pruebas es necesario realizar, así como también el tipo de tratamiento a seguir.

Cifras y definiciones sobre infertilidad

La capacidad reproductiva del hombre como especie humana -independientemente de su género- es baja, sobre todo si tenemos en cuenta que la probabilidad máxima de embarazo durante el período fértil y en ausencia de complicaciones es de entre 30 y 35%.

De acuerdo a estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  alrededor de un 15% de las parejas están afectadas por la infertilidad y la causa masculina es el motivo en el 40% de los casos.

Entre las causas de la infertilidad en los hombres se cuentan los trastornos hormonales, los trastornos genéticos y vasculares, los procesos infecciosos y los factores inmunológicos.

Por otro lado, la densidad del esperma varía en cada hombre, así como también las eyaculaciones que tiene una mismo hombre.

Respecto a las definiciones, la incapacidad de obtener un embarazo que finalice con un nacido vivo después de un año de relaciones se define como infertilidad.

Además, es importante saber -en relación a los parámetros de meses y edades citados más arriba- que el pronóstico es más negativo cuanto más largo es el período infértil en la pareja.

De hecho, está probado que las parejas con un período de infertilidad menor a 3 años tienen más probabilidad de éxito que las que tienen una duración más larga. Por eso es tan importante recurrir a los especialistas lo más rápido posible.

Diferencias entre esterilidad e infertilidad

Una de las dudas que más traen a la consulta las parejas es si aquello que los aqueja y les impide tener un hijo es esterilidad o infertilidad, ya que ambas condiciones conllevan situaciones diferentes.

La esterilidad se define como la incapacidad de un individuo o de una pareja para concebir; mientras que la infertilidad es el trastorno que le impide a una pareja que ya ha conseguido una gestación llevar a término el embarazo con un recién nacido sano.

¿Hay actualmente una disminución de la fertilidad?

En los últimos años la prevalencia de los casos de infertilidad aumentó. En parte se debe a que la edad de la mujer es cada vez mayor, porque debido a los proyectos laborales y demás cuestiones que tiene que ver con la realización personal la decisión de la maternidad se retrasa.

Está demostrado que el índice de fertilidad humana en la mujer llega a su máxima expresión alrededor de los 25 años y disminuye de forma brusca a los 35. Por su parte, se considera que a los 40 años la tasa de esterilidad se ubica entre el 65 y 70%.

Entre tanto, cuando hablamos de los hombres, en la fertilidad masculina lo que disminuyó en los últimos años es el recuento de espermatozoides y la movilidad de los mismos.

Los estudios muestran que la disminución en la calidad del semen se debe a factores ambientales como la temperatura, las radiaciones, los fármacos, el estrés y los estimulantes (drogas, alcohol, tabaco), así como también a deficiencias nutricionales (selenio, zinc, vitaminas).

Como especialistas recomendamos que tú y tu pareja no retrasen la consulta. Cuanto antes sean atendidas las circunstancias que se pueden estar presentando, mejor será el pronóstico. Recuerda que estamos a tu disposición para responder cualquier inquietud.

Solicita información sin compromiso:

Los comentarios están cerrados.

Artículos destacados
Volver arribaarrow_drop_up