diciembre 30, 2020

Embarazada con ovarios poliquísticos

síntomas del ovario poliquístico

Por el Comité editorial de Panamá

Es común que lo primero que se pregunten las mujeres con ovarios poliquísticos es si pueden quedar embarazadas, o qué complicaciones pueden tener una vez que se encuentran transitando el proceso de gestación. Si bien una de las consecuencias del Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) es la infertilidad, es posible que una mujer tenga ovarios poliquísticos y no el síndrome. En ambos casos, la mujer puede llevar adelante el embarazo, siguiendo las indicaciones del médico especialista.

 

Dado que la ovulación en las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos se produce con menos frecuencia, puede demorar más tiempo conseguir la concepción. Esto se debe, en parte, porque es más complicado sincronizar las relaciones sexuales en los días fértiles del ciclo menstrual. Por esta razón, la mayoría de las mujeres con este síndrome recurren a tratamientos de reproducción asistida.

 

“Los avances científicos y el seguimiento médico especializado hacen posible que las mujeres con esta afección puedan llevar adelante un embarazo, disminuyendo las probabilidades de que surjan complicaciones” comenta el Dr. Saúl Barrera, director de IVI Panamá. Aun así, es importante mencionar que las mujeres con SOP tienen más riesgo durante el embarazo de padecer diabetes gestacional.  Además de hipertensión inducida por el embarazo (preeclampsia) y/o parto prematuro. “Estas complicaciones se pueden prevenir teniendo un peso saludable antes y durante el embarazo, y realizando los controles médicos indicados” añade Barrera.

 

¿Qué es el ovario poliquístico?

 

Un ovario poliquístico tiene en su superficie mayor cantidad de folículos antrales y pueden ser detectados únicamente con una ecografía. Aunque la palabra “poliquístico” nos haga pensar que es un ovario con muchos quistes, esto no es así. Hace referencia a que son ovarios multifoliculares. Si bien no todas las mujeres con estos tipos de ovarios tienen problemas con la ovulación ni con la fertilidad, hay un porcentaje de ellas que desarrollan posteriormente el Síndrome de Ovario Poliquístico. Es decir, un trastorno hormonal, y que afecta directamente a la ovulación.

 

¿Qué es el Síndrome de Ovarios Poliquísticos?

El Síndrome de Ovarios Poliquísticos es una disfunción endocrina-metabólica con una alta incidencia en las mujeres en edad reproductiva. Si bien las causas son inciertas, los factores que podrían contribuir a desarrollar esta condición son:

  • Exceso de insulina. Dado que puede generar un aumento en la producción de andrógeno en el cuerpo lo que dificulta la ovulación.
  • Inflamación leve. Estudios han demostrado que las mujeres con ovarios poliquísticos generan a través de los glóbulos blancos sustancias para combatir las infecciones lo que provoca un aumento en la producción de andrógenos.
  • Factor hereditario.  No está comprobado, pero estudios científicos sugieren que algunos genes hereditarios pueden desencadenar este síndrome.
  • Exceso de andrógeno. Los ovarios producen un exceso de andrógeno que es una hormona masculina que provoca la alteración de los ciclos menstruales y, en consecuencia, de la ovulación.

 

La mujer con este síndrome presenta ovarios particulares con múltiples folículos, lo que dificulta tener una ovulación normal. Pueden tener períodos menstruales irregulares y, como explicamos anteriormente, niveles altísimos de hormona masculina (andrógeno). Además, forman de 2 a 5 veces más folículos en los ovarios que las mujeres sin SOP. Esto provoca que en lugar de liberar óvulos de forma regular, generan más andrógeno.

Tener niveles altos de andrógeno (hiperandrogenismo) puede producir aumento en el vello corporal, acné, obesidad, ausencia de menstruación o ciclos irregulares y, como consecuencia, la ausencia de ovulación generando inconvenientes para quedar embarazadas. A su vez, se puede generar el engrosamiento excesivo del endometrio provocando un sangrado anormal.

Síntomas del ovario poliquístico

Es importante aclarar que tener ovarios poliquísticos no es una enfermedad, como sí lo es el Síndrome de Ovarios Poliquístico, por lo que no debería haber complicaciones en lograr un embarazo. Sin embargo, suele suceder que tanto la mujer con ovarios poliquísticos como aquella con SOP necesiten recurrir a tratamientos de reproducción asistida como Inseminación Artificial o Fecundación in Vitro.

La única forma de poder identificar a los ovarios poliquísticos es a través de una ecografía, es por eso que es sumamente importante realizar los controles ginecológicos de rutina. Es una característica morfológica de los ovarios desde el nacimiento, no tiene tratamiento por el momento, aunque no necesariamente afecta la fertilidad de la mujer.

Normalmente, los signos y síntomas que se manifiestan están relacionados con el síndrome, y suelen presentarse durante el primer período menstrual en la pubertad. Aunque hay casos en los que se manifiesta más tarde como respuesta a un aumento de peso importante. Algunos de los síntomas característicos del SOP son:

  • Períodos menstruales irregulares. Los ciclos menstruales excepcionales, irregulares o prolongados son el signo más frecuente del síndrome de ovario poliquístico. Por ejemplo, podrías tener menos de nueve períodos por año, más de 35 días entre períodos o períodos anormalmente intensos.
  • Exceso de andrógeno. Los niveles elevados de la hormona masculina pueden provocar signos físicos, como exceso de vello facial y corporal (hirsutismo), y, en ocasiones, acné grave y calvicie de patrón masculino.
  • Ovarios poliquísticos. Los ovarios podrían estar dilatados y contener folículos alrededor de los óvulos. En consecuencia, podrían no funcionar correctamente.

Ovarios poliquísticos y su incidencia en la fertilidad

Como mencionamos anteriormente, una consecuencia frecuente del síndrome del ovario poliquístico es la infertilidad afectando entre un 5% y un 15% de las mujeres en edad reproductiva. Para poder realizar el diagnóstico adecuado se lleva a cabo un interrogatorio por parte del médico especialista, examen de ultrasonido y examen clínico en conjunto con análisis de laboratorio.

“Si bien es una condición que va a acompañar a la mujer a lo largo de su vida, el tratamiento está basado en aminorar los síntomas para mejorar la calidad de vida y aumentar las posibilidades de gestación en aquellos casos que lo deseen”, comenta Barrera. Para disminuir los síntomas, los especialistas pueden indicar anticonceptivos, anti-andrógenos o medicamentos para la diabetes.

Además, se les recomienda a las mujeres con SOP que mantengan hábitos saludables con respecto a su dieta alimentaria y realizar actividad física para evitar el sobrepeso. Esto es así porque más del 50% de las mujeres con este síndrome padecen obesidad y tienen más riesgos de padecer diabetes. Llevando adelante una dieta adecuada y realizando actividad física de forma regular se mejora la frecuencia de la ovulación y, por consiguiente, las posibilidades de un embarazo disminuyendo el riesgo de diabetes gestacional.

En IVI Panamá contamos con un gran equipo de profesionales especialistas en reproducción asistida para atender las inquietudes de aquellas mujeres que deseen empezar un tratamiento de fertilidad. Gracias al profesionalismo de nuestro equipo y a la última tecnología con la que cuenta nuestro centro de salud, realizamos un tratamiento personalizado a cada paciente de acuerdo a sus condiciones biológicas y necesidades. Ante cualquier inquietud, no dudes en solicitar una visita con nuestros médicos.

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados
Volver arribaarrow_drop_up